Lección 1
MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO

El sábado enseñaré...

Texto clave: Génesis 1:1

Enseña a tu clase a:


Bosquejo de la lección:

  1. Saber: ¿Qué hace que Dios sea Dios?
    1. Dios existió antes que todas las cosas no divinas. ¿Qué conceptos de Dios son compatibles con esta idea, y cuáles no? ¿Por qué?
    2. ¿Por qué es importante nuestro concepto de la forma en la que Dios creó?
  2. Sentir: Temor reverente por la grandeza de Dios
    1. ¿De qué forma los derechos de soberanía y de adoración exclusiva de Dios impactan la experiencia de tu vida?
    2. Repasa Isaías 6. ¿Cómo estas palabras promueven dentro de ti un sen­tido más profundo de temor reverente y sumisión a tu Dios creador?
  3. Hacer: Honrar a Dios como tu Soberano
    1. ¿De qué manera el concepto que tienes de Dios, modelado por la crea­ción, impacta tus percepciones y elecciones?
    2. ¿Cómo puedes ceder a Dios tu deseo de controlar tus emociones per­sonales?

Resumen: La calidad de Dios como Creador es importante porque es un atributo singular de Dios que lo separa de todos los demás, y la base de sus derechos de soberanía y prioridad en nuestras vidas. La interpretación del modo en que Dios creó el universo tendrá un impacto importante en tu con­cepto de la naturaleza de la soberanía divina, así como en tu concepto de la responsabilidad y de la respuesta humanas. La doctrina bíblica de la creación debería conducirnos a una experiencia similar a la de Isaías, de temor sumiso y obediencia a Dios.


Ciclo de aprendizaje

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Una adecuada re­lación con Dios no solo debe ser cálida y amante, también debe reconocer su derecho a la soberanía en todas las áreas de nuestra vida. La creación es la base bíblica de la pretensión de Dios a la soberanía.

{ 1: ¡Motiva! }

• Solo para los maestros: La meta de nuestra enseñanza esta semana es mostrar la importancia de la creación para nuestra comprensión de quién es Dios y cómo debemos relacionarnos con él.
¿Cuán a menudo vemos personas muy excitadas o con cierto temor reveren­te en la presencia de una persona "grande"? Michael Jordan y Babe Ruth son nombres familiares en algunas regiones debido a sus "grandes" realizaciones. Otros ejemplos de "grandeza" pueden incluir a Albert Einstein, la Reina Isabel I de Gran Bretaña, Aristóteles y Nelson Mandela. A nivel de la cultura pop, la gente se desvanece por cantantes y actores famosos. Los logros y la cobertura de los medios crean personas que despiertan la adoración y generan excitación emocional y, a veces, reacciones extremas en admiradores o fanáticos de estos grandes personajes.
En contraste, a menudo damos por sentada la grandeza y los logros de Dios, dejando de apreciar y reverenciar su singularidad y poder. Es como si dijéramos: "¿La creación de la nada?... ¿Qué importancia tiene para mi vida? ¿Que Dios sostiene continuamente el mundo?... Claro, creo eso, pero ya sé todo eso. ¿No hay nada nuevo para analizar?"
Para muchos, el informe de Génesis sobre la creación parece ser un con­cepto demasiado familiar y gastado que encuentran cómodo pero no necesa­riamente convincente. ¿Por qué el éxito de la creación del cosmos hecha por Dios debería importarnos?
Actividad inicial: Analiza cómo reaccionan las personas al estar en pre­sencia de alguien "grande". ¿Por qué crees que reaccionan de esa manera? En contraste, ¿cómo deberíamos sentirnos en la presencia de Dios? ¿Qué hace que Dios sea tan grande, y cómo debería eso impactar en nuestras mentes y emociones al encontrarnos con él?

{ 2: ¡Explora! }

• Solo para los maestros: Enfatiza que la creación es tanto un iden- tificador bíblico de la Deidad como base fundacional del derecho de Dios a la soberanía sobre nosotros. La creación debería inspirar en el creyente un sentido adecuado de temor reverente y sumiso a Dios.

Comentario de la Biblia


I. El Hacedor no hecho
(Repasa, con tu clase, Isa. 40:18-26.)

¿Por qué creemos que la creación es tan importante? Una razón clave es que, en la teología bíblica, la cualidad de ser el Creador es una señal que iden­tifica a la Deidad. La creación muestra que Dios es Dios. Esta creencia es especialmente evidente en Isaías 40:18 al 26. Isaías lanza un desafío a Israel: "¿A qué, pues, haréis semejante a Dios?" La respuesta implícita es "A nadie". Dios es incomparable. Isaías luego contrasta a Dios con "un ídolo", fabricado y modelado por un operario (vers. 19, 20). En pocas palabras, un ídolo es hecho, pero en los versículos 21 al 23 se retrata a Dios, en el lenguaje de Génesis, como el Hacedor de todas las cosas.
El versículo 25 repite el desafío y, una vez más, Isaías apela a la creación como la señal que distingue a Dios de todos los demás (vers. 26). El mensaje es claro: los ídolos no pueden ser Dios porque son hechos, pero Dios es el Hacedor que no fue hecho. De aquí que, adorar algo hecho es idolatría. Para Isaías, entonces, ser el Hacedor no hecho distingue a Dios de todos los demás. Solamente puede ser Dios alguien que crea todas las cosas donde antes no había absolutamente nada.
Apocalipsis 4:11 desarrolla un poco más este argumento de Isaías. El versícu­lo basa el derecho de Dios de recibir la gloria, el honor, y el poder, en su calidad de Creador. Así, la creación sobrenatural es una señal bíblica de la Deidad y la base de su derecho a reclamar el gobierno sobre el universo.
Pero, esto plantea una pregunta: ¿Qué clase de deidad es compatible con la descripción de Dios en Génesis 1:1? En este versículo, Dios existe antes del principio. Antes de que hubiera un principio, Dios existía. Esto significa que todo lo que tiene un principio no puede ser considerado parte de un ser divino. Por ello, Génesis 1:1 elimina un concepto panteísta de Dios pues, para el panteísmo, el universo material es igual a Dios. No obstante, bíblicamente, este universo material tuvo un comienzo, lo que hace imposible que sea parte de un Dios que no fue hecho.
Génesis 1:1 también hace difícil abogar en favor del panenteísmo (nota la sílaba adicional). El panenteísmo enseña que toda la realidad material está en Dios, como parte de su ser, pero que Dios es mayor que "todo" lo que está en él.
Sin embargo, bíblicamente, para que "todo" esto sea parte del ser de Dios, no debería tener principio. Si las cosas con un comienzo pueden ser parte del ser de una deidad, entonces Dios cambiaría y se desarrollaría cuando se crean nuevos elementos de su ser y son añadidos a su totalidad. Pero Génesis 1, así como el resto de la Biblia, presenta a Dios como un ser completo, pleno, que no cambia y sin necesidad de adiciones pues nada le falta.
Génesis 1:1 así señala a Dios como diferente y separado de la creación material. Esta situación de Dios, siendo diferente y separado del universo ma­terial, y su creación de ese cosmos, le da el derecho a la soberanía sobre toda la realidad, como lo afirma Apocalipsis 4:11. Como el Originador, él ostenta el derecho de tener propósitos y designios para su creación, y el derecho de que los seres con libre albedrío den cuenta de la violación de esos propósitos y designios al sustituir los planes de Dios con los suyos propios.
Considera: ¿Qué dicen los escritores del Nuevo Testamento acerca de Cris­to cuando le acreditan ser el Agente de la creación? (Ver Juan 1:3, 4; 1 Cor. 8:6; Col. 1:16, 17; Heb. 1:2, 3, 10-12.)

{ 3: ¡Aplica! }


• Solo para los maestros: Explora lo que significa la creación en la vida diaria. Tu tarea es guiar la discusión más allá de palabras agradables hacia ideas prácticas para hacer que la creación sea significativa, especialmente con referencia al establecimiento de la soberanía divina en la vida de cada uno.

Preguntas para reflexionar:

  1. ¿Cómo difiere una vida que reconoce y honra el derecho a la soberanía de Dios, de una vida que no lo hace?
  2. ¿Qué revela la historia de la creación en Génesis 1 acerca de los propó­sitos de Dos para tu vida?
    1. ¿Hay un designio divino para tus relaciones? De ser así, ¿cuál es?
    2. ¿Cuál es la intención divina para tu dieta?
    3. ¿De qué modo la historia de la creación sugiere las formas en que deberías relacionarte con el ambiente natural?
    4. ¿Tiene implicaciones la creación con respecto a la forma en que te relacionas con los animales (especialmente con temas de abuso)? Si es así, ¿cuáles son esas implicaciones?
  3. ¿De qué forma la creación revela la manera en que adoras a Dios?
  4. ¿Cómo puedes demostrar mejor la verdad de la creación en relación con el derecho de Dios a la soberanía, el honor, el poder y la adoración?

 

{ 4: ¡Crea! }

Actividad: Jesús afirmó que los cuidados de la vida ahogan la Palabra de Dios en nuestras vidas. El significado de la creación puede así quedar enterra­do bajo la montaña de obligaciones que manejamos. Pide que la clase analice cómo la vida moderna puede debilitar la influencia de la creación, tanto en nuestra conciencia como en las formas en que podemos resistir intencional- mente esas influencias.