Lección 3 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Génesis 22:1-19
,5 los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

  1. Saber: El sistema de sacrificios del Antiguo Testamento
    1. Dios introdujo el sistema de sacrificios después de la Caída (Gén. 3:15, 21). ¿De qué modo la primera promesa del evangelio (Gén. 3:15) implica la expiación sustitutiva del Mesías?
    2. El significado del sistema de sacrificios fue captado por Abraham, en su experiencia sobre el monte Moriah. ¿Qué características de Génesis 22 revelan el amor del Padre al no retener a su único Hijo de morir por nosotros?
    3. La Pascua (Éxo. 12) proporciona una de las prefiguraciones más am­plias del sacrificio de Cristo. ¿Qué elementos básicos de su sacrificio están prefigurados en este servicio?
  2. Sentir: Lo terrible que es el pecado y el elevado costo de la expiación demostrado en los sacrificios de animales
    1. ¿De qué manera el visualizar los sacrificios del Antiguo Testamento nos ayuda a apreciar mejor la enormidad del pecado y el costo infinito de la expiación de Cristo?
  3. Hacer: Contemplar a Cristo por medio de las sombras
    1. Resolver pasar tiempo de calidad contemplando la obra expiatoria de Cristo como se prefiguró en el sistema de sacrificios del Antiguo Testamento.
      Resumen: El sistema de sacrificios del Antiguo Testamento nos proporcio­na un significado multifacético de la muerte expiatoria de Cristo en el Calvario.

      Ciclo de aprendizaje
  4. Pasaje destacado: Juan 1:29.
  5. Concepto clave para el crecimiento espiritual: El sistema de sacri­ficios del Antiguo Testamento da un retrato adelantado del significado del sa­crificio de Cristo. También tipifica la experiencia cristiana, al ofrecernos como "sacrificio vivo" (Rom. 12:1).


{ 1: ¡Motiva! }

Solo para los maestros: Una profesora del seminario cuenta que acompañó de mala gana a su esposo a través de una región llena de conflictos en Tierra Santa, a la cumbre del monte Gerizim en tiempos de Pascua. Aquí, los pocos samaritanos sobrevivientes todavía sacrifican corderos en la Pascua. Los corderos eran llevados al lugar del sacrificio, y ella desvió la vista. Pero, a último momento, miró. Cuán malas fueron sus muertes. Al contemplar a las criaturas inocentes luchando contra el cuchillo, su alma se volvió contra la dureza del sacerdote que ofrecía el sacrificio. La perturbó la idea del sistema de sacrificios. ¿Por qué los animales inocentes debían morir para señalar la muerte de Jesús? En el camino de regreso esa noche, ella derramó su amargura contra Dios por lo terribles que eran los sacrificios animales, hasta que repentinamente la luz del Cielo penetró en su mente oscurecida. Finalmente, lo entendió: el pecado es tan terrible que costó la vida del inocente Cordero de Dios. Este Sacrificio era la única manera en que Dios podía lograr que la gente, con sus corazones endurecidos, vieran cuán terrible es el pecado y costosa nuestra salvación.

Actividad inicial: Comparte la historia de la profesora del seminario, soli­citando respuestas de tus alumnos ante el sistema de sacrificios.
Considera: Algunos cristianos enseñan que Dios no creó el sistema de sa­crificios, sino que sencillamente condescendió a usar un concepto pagano para alcanzar a su pueblo donde este se encontraba. ¿Por qué la Biblia no apoya este punto de vista?


{ 2: ¡Explora! }

  1. Solo para los maestros: Esta semana examinaremos el sistema de sacrificios como fue presentado a Adán y Eva, como se lo practicó en el período patriarcal y como se lo amplió en las leyes de Moisés. Exploraremos la importancia de este sistema para comprender el centro del evangelio.

I . El sistema de sacrificios introducido en el Edén
(Repasa, con tu clase, Gén. 3:9-21.)

En la primera promesa evangélica, que se halla en Génesis 3:15, el sacri­ficio sustitutivo de la simiente mesiánica ya se describe allí. Visualiza esto: la Simiente, Cristo, se quita sus sandalias, por decirlo así, descalza su talón, y pisa voluntariamente una víbora venenosa. Es un cuadro de la Simiente que da su vida voluntariamente para matar a la serpiente. Cristo se ofreció en forma voluntaria para pisar conscientemente la cabeza de la víbora más mortal del universo, la serpiente, Satanás, conociendo muy bien que le costaría su vida.
Génesis 3:21 indica que Dios vistió a Adán y a Eva con pieles, lo que implica el sacrificio de animales. ¿Cómo sabemos que esta vestimenta se refiere más que a solo cubrir su desnudez física a fin de mantener el calor de la atmósfera enfriada después de la Caída? El texto deja claro que su desnudez posterior a la Caída era más que física. Aunque se cubrieron con hojas de higuera, Adán le confesó a Dios que todavía estaba desnudo (vers. 10). Así, la desnudez incluía una desnudez del alma, es decir, culpabilidad, que necesitaba ser cubierta por más que vestimentas físicas. En lugar de las hojas de higuera de sus propias obras, con las cuales trataron, sin éxito, de cubrir su desnudez, Dios los cubrió con los mantos de un Sustituto. En lugar de su sangre, se derramó la sangre de una víctima inocente (en paralelo con la ofrenda por el pecado ofrecida en Levítico 4:29, los pecadores humanos probablemente mataban ellos mismos al animal). Aquí se sugiere el sacrificio sus­titutivo del Mesías a favor de la humanidad. Dios mismo lo instituyó, e instruyó a Adán y a Eva con respecto al sistema de sacrificios.
Considera: Elena de White escribió: "En el instante en que el hombre aco­gió bien las tentaciones de Satanás e hizo las mismas cosas que Dios le había dicho que no hiciera, Cristo, el Hijo de Dios, se colocó entre los vivos y los muertos, diciendo: 'Caiga el castigo sobre mí. Estaré en el lugar del hombre. Él tendrá otra oportunidad' " (CBA 1:1.099). ¿Por qué este aspecto sustitutivo del sacrificio de Cristo es tan importante en nuestra salvación?

 

II. Abraham y el sistema de sacrificios
(Repasa, con tu clase, Gén. 22:1-19.)

La narración de Génesis 22 describe la prueba divina de Abraham en la que Dios le pide que ofrezca a su hijo Isaac sobre el monte Moriah. Esta prue­ba puede ser el punto culminante de las prefiguraciones del evangelio en el Antiguo Testamento, revelando por adelantado cómo el Padre y el Hijo habían de estar involucrados en la angustia del sacrificio expiatorio. Jesús declaró que "Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó" (Juan 8:56).
¿Cuándo vio Abraham el día de Jesús? El apóstol Pablo alude a Génesis 22 (vers. 18) y específicamente señala que la Escritura "dio de antemano la buena nueva a
Abraham" (Gál. 3:8). En el hebreo de Génesis 22:17 y 18, como en Génesis 3:15, la palabra para "simiente" (zera') se usó primero en sentido colectivo para referirse a numerosos descendientes y luego se limita a un significado singular (señalado por pronombres singulares, aunque algunas traducciones modernas no muestran esto), para concentrarse en la Simiente Mesiánica, en quien "serán benditas todas las naciones de la tierra" (Gén. 22:18). La experiencia de Isaac sobre el monte Moriah está así vinculada con el sacrificio del Mesías venidero. Pablo también señala el espíritu de sacrificio del Padre, quien "no escatimó ni a su propio Hijo" (Rom. 8:32), usando el mismo lenguaje que Dios había usado dos veces acerca de Abraham sobre el monte Moriah (Gén. 22:12, 16).
Considera: ¿De qué modo Génesis 22 y la narración relacionada con el sa­crificio de Abraham en Génesis 15 (ver vers. 6-18) nos ayudan a comprender mejor el evangelio de la justificación por la fe?

III. El sistema levítico de sacrificios: La Pascua
(Repasa, con tu clase, Éxo. 12:21-27.)

Entre los muchos sacrificios del sistema levítico, el que proporciona una presentación por adelantado y muy amplia del sacrificio de Cristo es el servicio multifacético de la Pascua. Considera los siguientes puntos:

  1. Significado fundacional: La Pascua señala el "principio de los meses" (Éxo. 12:2).
  2. Concentración en el cordero (un símbolo de Jesús) (Éxo. 12:3; Juan 1:29).
  3. Oportunidad perfecta en el tiempo (Éxo. 12:5; Juan 13:1; 18:28; 19:14): Jesús murió a las tres de la tarde del decimocuarto día de Nisán, justo cuando se debía matar a los corderos de la primera Pascua.
  4. Un sacrificio perfecto y completo (Éxo. 12:5, 46; 1 Ped. 1:19; Juan 19:33,36).
  5. Un sacrificio amplio, que abarca todo (Éxo. 12:4; Juan 3:16; Rom. 3:23, 24; 5:6, 8, 18; 1 Tim. 4:10).
  6. Sacrificio expiatorio y sustitutivo. El cordero debía ser "asado al fuego" (Éxo. 12:8). Uno todavía puede observar cómo asan los corderos de la Pascua en la cumbre del monte Gerizim, ya que los samaritanos siguen observando este rito cada año. Los fuegos de la ira divina (Sal. 89:46; Sof. 1:18; Heb. 12:25, 29) fueron derramados sobre Jesús, al tomar sobre sí los pecados del mundo y recibir el castigo que nosotros merecemos.

"Pascua", en hebreo, pésaj, significa "pasar por alto" [en inglés, "passo- ver"], y resume el motivo de la fiesta. Dios anunció a Moisés: "Y veré la sangre y pasaré [pésaj] de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto" (Éxo. 12:13; comparar con el vers. 23). Aquí hay una prefiguración del sacrificio sustitutivo de Jesús. (Para más detalles, ver "Ponder the Passover", Shabbat Shalom 53, n° 1 [2006]: pp. 4-9, accesible en www. andrews.edu/davidson/

Considera: El sacrificio del Mesías venidero corre como un "hilo rojo" por todo el Antiguo Testamento. Cita otros pasajes que presentan este tema fun­dacional del evangelio.


{ 3: ¡Aplica! }

• Solo para los maestros: Dialoguen en la clase para ver lo terrible que es quitar la vida de un animal inocente -la dolorosa vista de la matanza de animales, el hedor de la sangre y de la quema de los cadáveres-, para apreciar mejor el costo de la muerte de Cristo por nuestro pecado.


Pregunta para reflexionar:
¿Se seguirán ofreciendo sacrificios después de que el pecado y los pecadores no existan más? Analiza la idea. (Ver un indicio en Heb. 13:15.)


Preguntas de aplicación:

  1. ¿Cómo podemos aplicar personalmente "los méritos de [la sangre de] Cristo [...] al alma? (PP 281).
  2. ¿Qué quiere decir Pablo al exhortarnos a presentar "nuestros cuerpos en sacrificio vivo" (Rom. 12:1)?

{ 4: ¡Crea! }

Sólo para los maestros: El pasaje familiar que citamos la semana pasada, "Sería bueno que cada día dedicásemos una hora de reflexión a la contem­plación de la vida de Cristo" (DTG 63), termina diciendo: "Y mientras nos espaciemos así en su gran sacrificio por nosotros, nuestra confianza en él será más constante, se reavivará nuestro amor y quedaremos más imbuidos de su Espíritu".

Actividad: Decide pasar horas de reflexión concentrándote en el sacrificio de Cristo como fue prefigurado en el sistema de sacrificios del Antiguo Testa­mento. Informa el sábado siguiente el efecto que tuvo esta contemplación en tu nivel de confianza y de amor por él, y la recepción de su Espíritu.