Lección 6 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Levítico 16.
,

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

Saber: Las actividades del Día de Expiación (Lev. 16; 23:26-32)

  1. El sacrificio "continuo" (tamid) se quemaba sobre el altar todo el Día de Expiación (Núm. 29:11). ¿Qué nos enseña esto acerca de nuestra aceptación por parte de Dios durante el Juicio Investigador?
  2. La sangre del macho cabrío por Jehová limpiaba el Santuario del regis­tro de los pecados confesados acumulados allí (Lev. 16:3-19). ¿De qué modo el Día de Expiación antitípico va más allá del perdón?
  3. El macho cabrío por Azazel representaba a Satanás (Lev. 16:5-10, 20­23). ¿Carga Satanás nuestros pecados? Explica. (Ver Deut. 19:15-19; Apoc. 12:10; 20:10).
  4. En el antiguo Israel había actividades congregacionales durante el Día de Expiación (Lev. 16:30; 23:26-32). ¿Cómo se aplican ellas al Día de Expiación antitípico?

Sentir: Seguridad en el Juicio

El Día de Expiación involucraba arrepentimiento, limpieza y juicio investi­gador. ¿De qué manera uno puede tener el gozo de la salvación durante ese proceso?

Hacer: ¡Los ojos en Jesús!

A. Participa de los privilegios del Israel espiritual mientras pones "los ojos en Jesús" durante el Juicio Investigador.
Resumen: Los servicios del Día de Expiación señalan la obra de Cristo en el Juicio Investigador en el Santuario celestial, y revelan las actividades del pueblo de Dios durante este tiempo.

Ciclo de aprendizaje


Pasaje destacado: Levítico 16:29, 30.
Concepto clave para el crecimiento espiritual: Los antiguos ritos del Día de Expiación prefiguran la obra de Cristo y las responsabilidades de su pueblo durante el antitípico Día de Expiación.

{ 1: ¡Motiva! }


¿Por qué este capítulo fue ubicado en el centro de Levítico? El Día de Ex­piación era el día más santo de todo el año, durante el cual el sumo sacerdote entraba al Lugar Santísimo, para realizar la purificación del Santuario, la obra de la expiación final. El nombre "Día de Expiación" en hebreo es Yom Hakippurím [plural de intensificación de Kippur; usado para enfatizar la idea de expiación], el "Día de Expiación [defintiva]" (Lev. 23:27).
Actividad inicial: Comparte la estructura simétrica del Pentateuco. ¿Por qué el Día de Expiación es tan central para el Israel espiritual durante el antití­pico Día de Expiación?
Considera: El antitípico Día de Expiación abarca el período culminante de la historia de la salvación (el tiempo del fin). Durante este período, Cristo, el Sumo Sacerdote se encuentra en el Lugar Santísimo del Santuario celestial, para concluir la obra de expiación.

{ 2: ¡Explora! }


• Solo para los maestros: En esta lección consideraremos la tipología del Día de Expiación y su cumplimiento antitípico.


I. Los ritos principales del Día de Expiación La ofrenda "continua"
(Repasa, con tu clase, Núm. 29:11.)

El ministerio "continuo" (tamid) de los sacerdotes no se suspendía el Día de Expiación (Núm. 29:11; ver Éxo. 30:8, 10). La gente dependía todavía de la sangre del sacrificio y de la intercesión sacerdotal de incienso. La base de la aceptación ante Dios durante el antitípico Día de Expiación sigue siendo la misma: la sangre de Cristo nuestro Sustituto y su justicia imputada a nosotros.

II. El macho cabrío de Dios
(Repasa, con tu clase, Lev. 16:3-19.)

De la ofrenda del "macho cabrío de Jehová" surgen varias verdades impor­tantes. (La ofrenda del becerro por el pecado, por el sacerdote pecador [vers. 11, 14], no se aplica a Cristo, el antitipo sin pecado [Heb. 7:26, 27], y por eso no se considera aquí.)

  1. Sangre sin pecado. No se imponía ninguna mano sobre la cabeza del macho cabrío de Jehová (vers. 9, 15); y por eso, no se transfería al macho cabrío ningún pecado; su sangre estaba "sin pecado" y esta sangre aplicada al Santuario no debía contaminarlo, sino limpiarlo.
  2. Movimiento hacia fuera. La obra expiatoria del Día de Expiación se movía hacia fuera, del Lugar Santísimo al Atrio (vers. 15-18), mostrando sim­bólicamente que la sangre del macho cabrío de Jehová no contaminaba el Santuario sino que lo limpiaba.
  3. Juicio investigador. El Día de Expiación implicaba un día de juicio divino de investigación. Los que "no afligían sus almas" (literalmente, "se humillaban" en arrepentimiento) ese día serían "cortados", es decir, vendrían a estar bajo el divino Juicio Investigador con respecto a su vida futura (Lev. 16:29, 31; 23:27, 29, 32). Los teólogos judíos modernos reconocen esta función del Día de Expiación.
  4. Expiación más allá del perdón. No se menciona el perdón (heb. salaj) en Levítico 16. Durante el año, Dios había tomado la responsabilidad por los pecados perdonados sobre sí mismo, en el Santuario. En el Día de Expiación, él podía purificar el Santuario al demostrar su justicia por haber perdonado a los pecadores durante el año.
  5. Purificación. El Día de Expiación involucraba una obra de purificación corporativa para el pueblo de Dios. (Ver Lev. 16:30; Eze. 36:25-27; Mal. 3:2, 3.) Pero Dios es el que toma la responsabilidad de purificar a quienes le permiten hacer esta obra en sus vidas.

III.. El rito del macho cabrío de Azazel (o chivo emisario)
(Repasa, con tu clase, Lev. 16:5-10, 20-23.)


Muchas evidencias bíblicas apoyan la idea de que el rito del "chivo emisa­rio" (de Azazel) señala a Satanás, y no a Cristo, como sugieren algunos inté­rpretes modernos.

  1. Paralelismo de seres personales. De acuerdo con Levítico 16:8, uno de los dos machos cabríos designados por suertes era leYHWH "[que era] por [o que pertenece a] Jehová", y el otro era la'aza'zel "[que era] por [o que pertenece a] Azazel". Si la primera expresión "por Jehová" se refiere a un ser personal, Yahvé, entonces, en paralelismo natural, la segunda expresión, "por Azazel", se referiría a otro ser personal en contraposición (y aun oposición) a Yahvé, es decir, Satanás.
  2. Tiempo. El rito por Azazel sucede después de que la obra de la expiación del Santuario se había completado (Lev. 16:20).
  3. No sacrificial. A diferencia del macho cabrío por Jehová, el macho cabrío por Azazel no se mataba, sino que era conducido vivo al desierto (vers. 20-22). El macho cabrío por Azazel no es parte del sacrificio de la ofrenda por el pecado, ni está vinculado con él.
  4. Rito de eliminación. El rito de Azazel no es un rito sacrificial sino un rito de eliminación. Azazel es el "macho cabrío cargador" -algo como un "camión de basura"-, para llevar ritualmente la "basura" moral fuera del campamento después de que ha sido expiada.
  5. Azazel y los demonios. Levítico 17:7 amonesta a los israelitas a no ofrecer sacrificios a los "demonios" ["demonios con figura de chivos", o "ído­los en forma de machos cabríos", NVI; heb. se'irim]. En Isaías 13:21 y 34:14, estos "demonios-chivos" están asociados con el desierto. El macho cabrío por Azazel llevado al desierto se asocia con los poderes demoníacos representados por las cabras cubiertas de pelos largos. Azazel como un poder demoníaco era el concepto predominante de las antiguas fuentes judías, aceptado por los primeros Padres de la iglesia, y es apoyado por eruditos modernos.
  6. Apocalipsis 20. La tipología de Azazel encuentra su cumplimiento en la suerte que corre Satanás durante el milenio. En una clara alusión a Levítico 16, Juan el Revelador, en Apocalipsis 20:1 al 3, describe a Satanás como "atado" (por una cadena de circunstancias) a la Tierra desolada (griego, abyssos, la misma palabra usada en Jeremías 4:23).
  7. Testigos falsos. Satanás lleva las iniquidades de los justos, no como su salvador, sino como el "acusador de nuestros hermanos" (Apoc. 12:10). Él recibe la justa retribución del modo que la recibían los testigos falsos (Deut. 19:15-19; Apoc. 20:10).

II. Las actividades de la congregación en el Día de Expiación
(Repasa, con tu clase, Lev. 23:26-32.)


Las cinco actividades de la congregación de Israel en el Día de Expiación tienen cada una su aplicación antitípica para el Israel espiritual actual.
A. Reunirse junto al Santuario para una santa convocación (vers. 27).
"El pueblo de Dios debe tener ahora sus ojos fijos en el Santuario celestial" (NB 306). (Comparar con Heb. 4:16; 10:19, 20.)

  1. Identificarse con la ofrenda hecha por el sacerdote (vers. 27). Ver Hebreos 12:22 al 24. "Habrá un solo interés prevaleciente, un solo propósito que absorberá todos los demás: Cristo, justicia nuestra" (HHD 261).
  2. Abstenerse de trabajar (vers. 28, 30, 31). Ver Hebreos 4:3 y 9. Elena de White habla del "reposo de la gracia" (CBA 7:940).
  3. Aflicción del alma (humillarse) (vers. 27, 29, 32). Ver Isaías 58:5 al 11. "Es la obra de Dios que abate en el polvo la gloria del hombre" (TM 456).
  4. Se realizará una obra de purificación (Lev. 16:30). Ver Malaquías 3:2 y 3; y Ezequiel 36:25 al 27.

{ 3: ¡Aplica! }

Solo para los maestros: La palabra para "purificar" en Daniel 8:14 es nitsdaq, que tiene un amplio rango de significados: "limpiar", "restaurar" y "vindicar". ¿De qué manera cada uno de estos significados se corresponde con las actividades del sumo sacerdote en el Día de Expiación?

Preguntas para reflexionar:

  1. Si las personas que viven en el antitípico Día de Expiación no se salvan sobre una base diferente de los que vivieron antes, ¿por qué hay una obra especial de purificación?
  2. ¿Cuál es la importancia de tener "expiación" además del perdón, como se tipificaba en el Día de Expiación?
  3. ¿Por qué es necesario que Satanás cargue con los pecados de los santos a quienes acusó falsamente?

Preguntas de aplicación:

  1. ¿Qué aplicaciones prácticas de las cinco actividades de la congregación en el Día de Expiación pueden hacerse a nuestras vidas en el antitípico Día de Expiación?
  2. ¿De qué modo el mensaje de juicio del Día de Expiación nos da la seguridad de la salvación?

{ 4: ¡Crea! }

Solo para los maestros: Repasa otra vez la estructura simétrica del Pentateuco. Nota cómo, en esta estructura, la palabra clave de Levítico que avanza hacia Levítico 16 es "sangre", y la que sale de Levítico 16 es "santidad".

Actividad: Pide a la clase que analice el lugar del Día de Expiación (Lev. 16), con sangre ("justificación") como su base, y santidad ("santificación") como su fruto. ¿De qué modo esto ilustra el equilibrado evangelio de seguridad en el Juicio (salvados solo por gracia, pero juzgados según las obras/frutos)?