Lección 9 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Proverbios 24:12.

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

I. Saber que Dios ve nuestros pensamientos y acciones ocultos

II. Sentir la disciplina estricta de Dios

III. Hacer: Hablar siempre la verdad

Resumen: La verdad es la manera más segura y sencilla de vivir la vida. Dios reconoce y bendice a quienes viven con veracidad. Las mentiras siempre pierden.

Ciclo de aprendizaje

Texto destacado: Proverbios 24:12.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: La verdad es acerca de Dios: quién es, qué espera de nosotros y por qué se preocupa acerca de cómo tratamos a otros. Él espera que vivamos de una manera que sea consistente con lo que sabemos de él. Es fácil pensar que porque la salvación es por gracia, estamos libres para comportarnos o pensar como queramos. Esto es un error: nuestras acciones deben ser consistentes con la verdad que creemos.


{ 1: ¡Motiva!}

• Solo para los maestros: Esta lección enfatiza la importancia de la verdad. La verdad no es sencillamente intelectual; tiene que ver con llegar a cono cer a Dios tal como él es. Él ama a los que practican la compasión y la justicia, y odia las acciones de los que anulan la compasión y la justicia por medio del dinero o el poder. Para recibir compasión de Dios, debemos demostrar compasión. Si queremos justicia, debemos tratar a los demás con justicia.

Diálogo inicial: Aun el más valiente de los generales tiembla de temor cuando se descubren sus mentiras. Aun los regímenes más corruptos y opresivos tratan de aparecer como veraces. ¿Por qué la verdad es tan poderosa?

Preguntas para dialogar:


{ 2: ¡Explora!}

• Solo para los maestros: La verdad es la razón de la existencia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Creemos que la verdad existe y que se encuentra en Jesús, y que Jesús nos ha dado un mensaje especial para nuestro tiempo. Lo llamamos “la verdad presente”. ¿Qué es “verdad presente”? ¿Qué significa? ¿Cómo entendemos ese concepto?

Comentario de la Biblia

Proverbios 22:17 al 29 concluye el análisis precedente acerca del juicio (Prov. 20 a 22:16) y, al mismo tiempo, introduce el análisis presente acerca de la verdad (Prov. 23 y 24). Proverbios 23 pide al lector que sea veraz aun cuando sea difícil serlo. La verdad puede costarle su trabajo o aun su vida, pero continúa siendo el mejor curso de acción para su vida, y el único que es seguro. Proverbios 24 señala que todos saben, en lo profundo de su corazón, si han actuado de acuerdo con su conciencia o no.

I. La verdad acerca de Dios
(Repasa, con tu clase, Prov. 22:17-29.)

Esta lección comienza con los versículos finales del capítulo 22 (vers. 17-29). Vimos la semana pasada que el capítulo 22 tiene que ver con la recompensa de la sabiduría. Esta semana se concentra en la verdad.
¿Qué es la verdad? La verdad es, primero y principalmente, acerca de Dios, que él existe, y que es el Defensor de los pobres y los oprimidos. Proverbios advierte: “No robes al pobre [...] porque Jehová juzgará la causa de ellos” (vers. 22, 23).
La segunda verdad es que los que practican vicios terminarán en ruina. Salomón resume los vicios por medio de dos imágenes: un hombre “iracundo” (vers. 24) y el que “traspasa los linderos antiguos” (vers. 28). Ambas imágenes describen la arrogancia y la crueldad de quienes cometen vicios (compara con 23:10). Puede parecer que florecen por un tiempo, pero repentinamente llegarán a la ruina.
La tercera verdad es que el trabajo duro y la perseverancia serán recompensados. Proverbios promete: “Delante de los reyes estará” (22:29). Considerado contra este trasfondo, la verdad descrita en Proverbios 22:17 al 29 tiene una estrecha semejanza con el cuarto Mandamiento (Éxo. 20:8-11). El Mandamiento del sábado demanda que 1) recordemos a Dios, quien creó el mundo (vers. 8, 11); 2) mostrar compasión (vers. 10); y 3) trabajar duro (vers. 9). El Mandamiento dice: “Harás toda tu obra” (vers. 9). La verdad en la Biblia es ética, nunca cambia y tiene que ver con Dios.

Considera: ¿Cuáles son las tres formas en que Proverbios define la verdad?

II. La verdad sobre la envidia y el placer
(Repasa, con tu clase, Prov. 23.)

La envidia es como estar en una larga fila en un parque temático, esperando una muy breve y desilusionadora actividad. Como una larga fila, la envidia nos hace creer que hay algo bueno que nos espera al final de la fila. Y la envidia nos hace mirar a los que “ya estuvieron en la actividad” con ojos de deseo.
Sin la envidia, este mundo sería solamente la mitad de divertido. Algunas veces, desafortunadamente, envidian al mundo por dos razones: los placeres del mundo parecen relajados y divertidos, y la voluntad de Dios parece estricta y disciplinaria. Los “placeres” de este mundo se presentan como alimentos servidos en bandeja de plata en una mansión (vers. 1-8), como inmoralidad (vers. 27, 28), y como el vino (vers. 29-35). Pero la sabiduría de Dios se muestra como un cuchillo a tu garganta (vers. 2), una vara sobre tu espalda (vers. 14) y riendas para tus labios (vers. 16). Porque es doloroso sujetar nuestros corazones egoístas y descarriados a la disciplina de Dios.
Sin embargo, las recompensas de la sabiduría son valiosas y eternas. Por ello, acepta la disciplina estricta de Dios, y no envidies a la gente del mundo. Comparando la inquietud de nuestros corazones con un niño mal criado, Salomón dice: “No morirá” (vers. 13). La gente de este mundo espera en una larga fila con ansiosa expectativa y envidia, pero la cansadora espera no les dará sino contiendas y chasco.

Considera: ¿Por qué Cristo dijo a quienes querían seguirlo que entraran por el camino estrecho y tomaran su cruz (Mat. 7:14; Mar. 8:34)?

III. Se honrado; tú conoces la verdad
(Repasa, con tu clase, Prov. 24.)

Proverbios 24:1 contiene una advertencia de no envidiar a los que construyen sus imperios por medio de los vicios. El capítulo se abre con un contraste entre las mentiras y la verdad, y cómo ellas afectan nuestras vidas (vers. 2-10). Las mentiras arruinan tu reputación y te debilitan, porque llegas a ser una “abominación” para todos, cuando se descubren tus mentiras (vers. 9). Además, en “el día de la aflicción” (NVI) caes en un hoyo emocional, no encontrarás fuerzas para mantenerte en pie (vers. 10).
En contraste, la verdad tiene efectos opuestos. Nos edifica con riquezas espirituales (vers. 3, 4). A diferencia de las mentiras, la verdad nos ayudará a crecer y a sentirnos fuertes y seguros (vers. 5, 6, 16). Estaremos en una ciudad fortificada, con muros que son demasiado “altos” para nuestros enemigos (vers. 7). La verdad tiene más fuerza para resistir que las mentiras, porque lo que es verdad también es real.
Los versículos 11 al 29 ofrecen advertencias adicionales acerca del mentir. Aun si nunca se descubren las mentiras de algunos, ellos saben, y Dios sabe, cuándo dijeron una mentira. Salomón ofrece tres estudios de casos sobre tales mentiras: a) alguien que ve a uno que está en problemas y no lo ayuda, y más tarde dice: “No lo supimos” (vers. 12); b) alguien que ve a un adversario en problemas y se pone contento, pero pretende que no lo notó (vers. 17); c) alguien que da un tratamiento preferencial a una persona porque es rica y poderosa (vers. 23-25).
En los tres casos, la persona que miente sabe que ha hecho algo malo. ¿Por qué trata de esconderlo? “En el día en que Dios juzgará [...] los secretos” (Rom. 2:16), recompensará a cada uno de acuerdo con nuestras obras, sean buenas o malas.

Considera: El capítulo 24 termina con una parábola acerca de una persona perezosa (ves. 30-34) y concluye el análisis de la verdad. ¿Cómo se aplica esta historia al concepto de disciplina y verdad que se encuentra en Proverbios 23 y 24?


{ 3: ¡Aplica!}

• Solo para los maestros: La verdad es acerca de Dios, él ve en secreto, y es un Dios justo y compasivo. También significa que no tratemos a nadie con falta de respeto por ser pobre y no tener status. Explica a la clase que la verdad es algo hermoso, como la misericordia y la justicia. Es amenazadora solo para los que han mentido.

Preguntas de aplicación:


{ 4: ¡Crea!}

• Solo para los maestros: Ser veraz requiere disciplina y coraje, especialmente cuando se trata con personas poderosas, cuyas decisiones pueden tener consecuencias negativas para uno. Tenemos temor de ofenderlo. Proverbios dice que Dios odia esta clase de conducta, especialmente si tratamos a personas más débiles con falta de respeto y descuido.

Actividades: