Lección 11 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Lucas 13:29.

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

I. Saber: Jesús y el Reino de Dios.

II. Sentir: El Reino de Dios y la transformación.

III. Hacer: El Reino de Dios invita a la preparación y la partici¬pación.

Resumen: El Reino de Dios ha venido en la persona de Cristo, quien trató con el pecado con el sacrificio de sí mismo. Y vivimos en el Reino de gracia, esperando la manifestación del Reino de gloria para concluir con el pecado y Satanás. -

Concepto clave para el crecimiento espiritual: La oración "Venga tu reino" (Mat. 6:10) debe recordarnos tres realidades:

{ 1: ¡Motiva! }

• Solo para los maestros: El Reino de Dios es el núcleo vivo de las enseñanzas de Cristo. Todo lo que él era, lo que enseñó e hizo era para mostrar al mundo que, en él, el Reino de Dios había llegado, y por medio de él toda la humanidad puede encontrar salvación del pecado y restauración para con Dios. Al enseñar la lección hoy, concéntrate en la centralidad de Cristo en el Reino.

PREGUNTA PARA DIALOGAR: El Padrenuestro comienza con "Venga tu reino" y termina con "Porque tuyo es el reino" (Mat. 6:10, 13). ¿De qué modo estas dos peticiones se relacionan entre sí?

{ 2: ¡Explora! }

• Solo para los maestros: Él vino cuando Roma había establecido un imperio cruel y global. Vino cuando el pueblo hebreo estaba esperando sacudirse el yugo romano en Palestina y restaurar el trono de David. Jesús ingresó en la escena y alteró la historia con las palabras: "El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado" (Mar. 1:15). El reloj profético de Dios había señalado la hora y, "cuando vino el cumplimiento del tiempo" (Gál. 4:4), Jesús entró en la his¬toria humana, con un mandato divino: "Es necesario que [...] anuncie el evangelio del reino de Dios [...] porque para esto he sido enviado" (Luc. 4:43). Jesús no tenía dudas acerca del propósito principal de su encarnación y su ministerio: para establecer el Reino de Dios y "[...] buscar y [...] salvar lo que se había perdido" (Luc. 19:10). ¿Cuál es la naturaleza de este reino? ¿Qué quiere decir que el Reino existe ahora y no todavía? ¿Cuál es la expectativa futura del Reino? Analiza estos tres aspectos del Reino de Dios.

Ciclo de aprendizaje
Texto destacado: Lucas 11:2-4.

Comentario de la Biblia

I. El Reino de Dios: su naturaleza
(Repasa, con tu clase, Luc. 11:14-20.)

¿Cuál es la naturaleza del Reino de Dios, y qué lo originará?

Considera: Lee Lucas 4:17 al 21 e Isaías 61:1 y 2. ¿Qué quiso decir Jesús cuando proclamó que la predicción mesiánica de Isaías (Isa. 61:1, 2) se había cumplido en las predicaciones y las curaciones que comenzó en Nazaret ese día? ¿Qué quiere decir "el Reino de Dios" en Lucas 4:43, en el contexto de Lucas 4?

II. El Reino de Dios: Ya y no todavía
(Repasa, con tu clase, Luc. 17:21; 21:25-28; 22:14-18.)

¿De qué manera el Reino de Dios es tanto una realidad presente como un cumplimiento futuro?

A. El Reino ahora. Que el Reino tiene una realidad presente y al mismo tiempo un cumplimiento futuro es claro en pasajes tales como Lucas 17:21; 21:34 al 36; y Juan 14:1 al 3. Jesús es más que quien anuncia el Reino: él es el contenido, el transmisor y el confirmador del Reino. Por medio de su Persona y su ministerio, el Reino de Dios se establece para siempre. Solo por medio de él entramos en el Reino. Este reino que Cristo estableció está en nuestro medio y se describe como el Reino de gracia. La gracia de Dios ha iniciado una nueva manera de vivir, una nueva relación, en la cual la gracia de Dios triunfa sobre el pecado, la justicia de Dios produce una persona nueva, y el Espíritu de Dios establece una hermandad y un compañerismo comunes. B. El Reino futuro. El Reino presente de gracia anticipa el futuro Reino de gloria. El aspecto futuro del Reino de Dios se ilustra en el Padrenuestro: "Venga tu reino". Si el Reino estuviera solo limitado al presente, la oración perdería mucho de su fuerza y sentido, pero Jesús les dijo a los discípulos que él mismo traería el Reino cuando regresara con poder (Mar. 9:1; comparar con Mat. 16:18).

Considera: "El Reino de la gracia de Dios se está estableciendo, a medida que ahora, día tras día, los corazones que estaban llenos de pecado y rebelión se someten a la soberanía de su amor. Pero el establecimiento completo del Reino de su gloria no se producirá hasta la segunda venida de Cristo a este mundo" (DMJ 93).

III. El Reino de Dios y el futuro
(Repasa, con tu clase, Luc. 17:24; 21.)

¿Cuándo se establecerá el Reino de gloria, y cómo debemos vivir en espera de este gran evento? A. Certeza del futuro. Los evangelios enseñan que así como el Reino de gracia vino al mundo por la intervención directa de Dios en la historia humana por medio de la Encarnación, así el futuro Reino de gloria vendrá mediante un acto similar con el retorno de Jesús a la historia, no por medio de una encarna¬ción, sino por su regreso personal y glorioso. Repasa el discurso escatológico de Cristo (Luc. 21; Mat. 24, 25; Mar. 13) en respuesta a la pregunta de los discípulos: "Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?" (Mat. 24:3). La respuesta describe tanto las condiciones de la Tierra como la certeza del regreso de Jesús. La era presente continuará con su desorden social, político, moral y religioso. El conflicto entre el bien y el mal continuará en toda su intensidad, mientras el evangelio del Reino se predica en todo el mundo (Mat. 24:20, 21), y el orden mundial se confronta con el mensaje redentor y el colapso inminente de la era. B. Vivir en espera. El tiempo de la segunda venida de Cristo no se conoce, pero el evento es seguro: la venida de Cristo será "como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro" (Luc. 17:24).
Los discípulos han de usar el tiempo entre el ahora y la Segunda Venida para prepararse (Mat. 25:1-13) y proclamar (Mat. 28:19, 20), a fin de que el Reino escatológico no los tome por sorpresa.

PREGUNTA PARA DIALOGAR: "La esperanza de la venida de Cristo es una gran esperanza, una esperanza con consecuencias de gran alcance. Es la esperanza de ver al Rey en su her¬mosura, y de ser hecho semejante a él" (RJ 51). Como creyentes en la segunda venida de Cristo, ¿cómo debería afectar nuestra vida esta gran esperanza? Menciona algunos pasos prácticos.


{ 3: ¡Aplica! }


Solo para los maestros: Mientras Jesús iba de Jericó a Jerusalén, la especulación cundía entre la multitud, incluyendo a los discípulos, de que "el reino de Dios se manifestaría inmediatamente" (Luc. 19:11). Para corregir esta idea equivocada, Jesús contó la parábola del noble y los diez siervos. Después de leer la parábola (vers. 11-27), respondan las siguientes preguntas:

PREGUNTAS DE APLICACIÓN:

{ 4: ¡Crea! }

Solo para los maestros: "Cristo confía 'sus bienes' a sus siervos: algo que puedan usar para él. [...] Tan ciertamente como hay un lugar preparado para nosotros en las mansiones celestiales, hay un lugar designado en la Tierra donde hemos de trabajar para Dios" (PVGM 262). Pide a los miembros de tu clase que anoten en un trozo de papel los dones espirituales que Dios les ha dado. ¿Hasta dónde han usado esos dones para la extensión del Reino de Dios sobre la Tierra? Si no lo han hecho, ¿de qué manera específica podrían usar sus dones en la obra de Dios?