Lección 5 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Nehemías 2:18.

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

I. Saber: Que Dios está directamente involucrado cuando su pueblo afronta obstáculos insuperables A. ¿Cómo se demuestra el tema del Gran Conflicto en las experiencias de David y Goliat? ¿De Elías y los profetas de Baal? ¿De Ezequías y Senaquerib? ¿De Ester y Amán? B. ¿Qué lecciones podemos aprender de la resolución de Nehemías de reconstruir los muros de Jerusalén frente a la oposición (Neh. 2:8, 18)?

II. Sentir: La seguridad de la soberanía de Dios sobre las fuerzas del mal A. ¿Cómo te habrías sentido si hubieras sido Elías en el monte Carmelo? ¿O Ezequías afrontando a los merodeadores asirios? ¿O Ester y Mardoqueo frente a la ira de Amán? B. ¿De qué manera te tranquiliza el arrepentimiento de David, tal como se refleja en su oración de arrepentimiento en el Salmo 51, frente a nuestros propios fracasos?

III. Hacer: Como pueblo de Dios, no retrocedemos ante el deber cuando nos toca afrontar obstáculos A. ¿Qué lecciones sobre la oración podemos aprender de las oraciones de Elías, Ezequías y Nehemías? B. ¿Cómo motivó Nehemías al pueblo para que le dijeran: “Levantémonos y edifiquemos” los muros de Jerusalén (Neh. 2:18)? ¿Cuáles son algunos de los deberes y las responsabilidades que a menudo abandonamos frente a obstáculos?

Resumen: En un momento u otro, todos afrontamos oposición mientras estamos al servicio de Dios, pero es nuestro privilegio vencerla con la fuerza de Dios.

Ciclo de aprendizaje

Pasaje destacado: Nehemías 2:18. Concepto clave para el crecimiento espiritual: Cuando afrontamos oposición y obstáculos, el pueblo de Dios debería apoyarse en sus promesas de que peleará por nosotros. No importa cuáles sean sus fallas, los pecadores arrepentidos pueden encontrar perdón.

{{ 1: ¡Motiva!}

Solo para los maestros: Invita a los miembros de tu clase a reflexionar sobre experiencias en las que ellos afrontaron gran oposición o enormes obstáculos en su trayectoria espiritual. Pídeles que relacionen sus experiencias con las historias bíblicas para esta semana.

Actividad inicial: Anima a tres o cuatro miembros de la clase a compartir sus testimonios personales sobre lo que consideran sus momentos más difíciles en su trayectoria de fe. Luego, pide a los miembros que compartan con cuál de las siguientes historias se identifican mejor, y por qué: David y Goliat, Elías y los profetas de Baal (pídeles que piensen cuáles serían los equivalentes a los profetas de Baal), Ezequías y Senaquerib, o Ester y Amán.

Considera: Muchos de los héroes de las historias recién mencionadas mostraron una conducta que más tarde en su vida contradijo la fidelidad de lo que vemos en su vida previa. Por ejemplo, David cometió adulterio con Betsabé y trató de cubrirlo instigando la muerte de su esposo, Urías. Después de una emocionante confrontación en el monte Carmelo, cuando demostró quién era realmente el Dios en Israel, Elías escapó de Jezabel (1 Rey. 19). Ezequías, en una vana exhibición, mostró sus riquezas en lugar de las bondad de Dios a los emisarios visitantes de Babilonia (2 Rey. 20:12-18). Claramente, cualquier victoria que podamos tener en nuestra trayectoria de fe es por causa de nuestro Dios, que toma nuestras batallas como si fueran las suyas. ¿Cómo nos ayudan estas historias a conocer a quién dar gloria por cualquier victoria que podamos ganar sobre la tentación, o éxitos mientras dirigimos reuniones evangelizadoras, o en lograr nuestros sueños en la vida, etc.?

{{ 2: ¡Explora!}

Solo para los maestros: Las narraciones para el estudio de esta semana son de éxitos y fracasos. Pero más todavía, son narraciones de la fidelidad de Dios. Aun cuando estas historias son familiares para muchos de los miembros de la clase, hay poder en leer las Escrituras en voz alta (incluso pasajes familiares). Pide a los miembros que describan de qué modo el tema del Gran Conflicto se describe en cada pasaje.

Comentario de la Biblia

I. La batalla es de Jehová: Liberación en momentos de crisis
(Repasa, con tu clase, 1 Sam. 17:43-51; 18:21-39; 2 Rey. 19:21-34; Est. 3:8-11.)

David afrontó valientemente al gigante filisteo Goliat, y venció con la fuerza de Dios. El nombre de Dios estaba en juego, su soberanía y su elección de Israel como su propio pueblo del Pacto. En forma similar, en el enfrentamiento en el monte Carmelo, Elías se encontró luchando con los profetas de Baal. Aquí estaba en juego el señorío de Dios. ¿Quién es Dios? Cuando los asirios rodearon a Jerusalén (después de haber asolado muchas de las ciudades circundantes), estaba en juego quién era el soberano: el dios de los asirios (como ellos pretendían), o el Santo de Israel, como declaraba Isaías. El tema del Gran Conflicto es inconfundible en cada caso. Cuando Ester tuvo que rechazar la amenaza de Amán, en juego estaba el pacto de Dios con Israel, si la comunidad de Israel sería exterminada o si sería milagrosamente conservada a fin de ser los testigos de Dios al mundo. Un tema que corre a través de estas historias es que Dios peleó en favor de su pueblo, tomando cada batalla como si fuera suya propia. Nuestras propias batallas espirituales son de Dios tanto como cuando él ayudó a David a vencer a Goliat, o a Elías a prevalecer sobre los profetas de Baal. Considera: En cada una de estas historias, identifica qué hizo que la historia terminara del modo en que lo hizo. Por ejemplo, la disposición del instrumento humano, la oración, la fe en Dios, etc.

II. Cuando el pueblo de Dios hace progresar la causa del enemigo
(Repasa, con tu clase, 2 Sam. 11:1-17.)

Posiblemente la peor pesadilla que cada jugador de fútbol (soccer) pudiera tener sería si patea la pelota, y accidentalmente la mete en su propio arco. En forma análoga, David, que estaba claramente del lado de Dios, aparece peleando del lado del enemigo en su aventura amorosa con Betsabé. Como cristianos, podemos, a veces, hacer cosas (por acción o inacción), así como las hizo David, que hacen progresar los intereses del enemigo en vez de los de Dios. Felizmente, pertenecemos a Dios o a Satanás, no en función de un acto aquí y otro allá. Pertenecer a Cristo se basa en nuestra fe en Cristo, “la fe que obra por el amor” (Gál. 5:6). Cada pecador que se arrepiente encontrará perdón y aceptación como parte de la familia de Dios. Considera: Al precaver a los colportores (evangelistas de las publicaciones) contra el engaño, y al enfatizar la necesidad de integridad en su trato comercial, Elena de White escribió: “Un acto no determina el carácter, pero quebranta la valla, y es más fácil admitir la siguiente tentación” (CPI, 148, 149. ¿Cómo nos ayuda esta declaración a comprender por qué David, y muchos de nosotros, tuvimos ocasión de seguir del lado de Dios, a pesar de nuestras flagrantes debilidades?

III. Cumplir fielmente el deber en medio de oposición
(Repasa, con tu clase, Neh. 1; 4:1-8.)

Tal vez no comprendamos completamente la oposición que afrontó Nehemías. Sin embargo, sabemos que la gente que intentó ponerse en su camino era influyente. También sabemos que la acusación que hicieron contra Nehemías, que podría fácilmente haber llegado a la capital persa, era una acusación seria. Tenía que ver con la traición. La acción de Nehemías podría haber sido interpretada como planificar una conspiración e intentar afirmar la independencia de Judá de los persas. Tal vez había un sentido de orgullo nacional en la motivación de Nehemías. Los que han vivido en territorios extranjeros saben cómo se siente una persona al oír malas noticias de “casa”, sean desastres políticos o, como en el caso de Nehemías, de desgracias, tales como informes de estructuras en ruinas, o de complicaciones con respecto a estructuras recientemente construidas. Fiel a su comisión divina frente a la oposición, Nehemías aprovechó su proximidad al rey para pedirle ayuda financiera con el fin de construir los muros de Jerusalén. Considera: Sin duda, la obra de construcción era una tarea inmensa: no era para los de corazón débil. Nehemías empezó la obra con decisión y compromiso. Su dedicación fue una motivación para que otros se le unieran. La tarea no sería detenida por ninguna fuerza. Así debe ser con nosotros en la obra de construcción del Reino de Dios dentro de nosotros. De acuerdo con Nehemías 4:5, ¿sobre qué base imploró Nehemías a Dios que interviniera en la desolación de Jerusalén?

{{ 3: ¡Aplica!}

Solo para los maestros: Es consolador saber que, a pesar de nuestras fallas, Dios todavía considera a los que creen en Jesucristo como pueblo suyo. En el gran esquema del Gran Conflicto, los creyentes seguimos peleando desde el lado ganador. Pertenecemos allí, no debido a nuestras acciones, sino debido a nuestra fe en Jesucristo. De acuerdo, la fe obra por el amor, como hemos visto. Otra vez, los obstáculos que afrontamos deben entenderse contra el telón de fondo del Gran Conflicto. Dios nos dará la fortaleza para seguir en la obra de construcción de nuestra vida espiritual, no importa qué oposición afrontemos. Preguntas para reflexionar y aplicar: 1. Comprendiendo que el Espíritu Santo es quien retorna nuestros corazones a Dios cuando nos alejamos, ¿qué debemos permitir a fin de que el Espíritu haga su obra? 2. ¿De qué modo la adoración es un factor en el conflicto que involucró a Elías y los profetas de Baal, y en las otras historias de esta semana? ¿De qué manera estas historias dan forma a nuestra comprensión de la adoración de hoy? Actividad: ¿De qué formas podría alegarse que nuestros encuentros con las fuerzas del mal no son menos dramáticas que el encuentro de David con Goliat? Analiza.

{{ 4: ¡Crea!}

Solo para los maestros: Las narraciones de esta lección se prestan para representaciones dramáticas. Pide algunos voluntarios que preparen un breve incidente para cada una de las historias que estudiamos esta semana. Actividad: Si resulta factible, pide a algunos de los demás miembros de la clase que bajen de Internet pinturas de David y Goliat, para aquellos que tienen tecnología como iPads, tablets, iPhones, etc., y proyecten la imagen sobre una pantalla. Busquen también en Internet ilustraciones de Elías sobre el monte Carmelo, así como de Ester y Amán. ¿Qué impresiones obtienes de estas representaciones visuales?

Actividad alternativa: Donde no es posible realizar la actividad anterior, pide a los miembros de la clase que preparen breves representaciones teatrales describiendo a los personajes de una de las historias.