Lección 12 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

Texto clave: Romanos 12:2.

Enseña a tu clase a:

Bosquejo de la lección:

I. Saber: Cómo renueva Dios el entendimiento del creyente

II. Sentir: Mayor conciencia de la voluntad de Dios

III. Hacer: Identificar la voluntad de Dios y actuar en consecuencia

Resumen: Esta lección ayudará a los alumnos a entender la naturaleza recíproca de renovar el entendimiento a medida que se entregan a sí mismos y sus actividades a Dios como sacrificios vivos. Entonces, Dios les dará poder para pensar, sentir y actuar de acuerdo con su voluntad.

Ciclo de aprendizaje

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Debemos entregar nuestra vida como sacrificio vivo a Dios. Solo entonces el Espíritu nos permitirá renovar nuestro entendimiento y nuestras acciones para reflejar la voluntad de Dios en nuestra vida.

{1: ¡Motiva!}

• Solo para los maestros: Ayuda a tu clase a captar que vivir según la voluntad de Dios, no según el modelo del mundo, requiere una entrega proactiva a él y la renovación continua e interactiva del Espíritu Santo. La salvación por la fe es todavía un proceso de renovación total, de principio a fin, hasta la glorificación. Nunca está de más enfatizar que esta asombrosa transformación del entendimiento y el corazón siempre será potenciada por el Espíritu de Dios.

Diálogo inicial: Los dos primeros pasos del conocido proceso de “doce pasos” en la recuperación de adicciones pueden ayudarnos a entender lo que significa ser transformados por la renovación de nuestro entendimiento de los modelos del mundo, potenciando nuestra vida para dar testimonio de la voluntad de Dios.
El primer paso es admitir que tienes un problema con la adicción que afrontas. Y el segundo paso es reconocer que necesitas ayuda de un poder superior para superar tu adicción.
Este reconocimiento es un proceso mucho más difícil de lo que podríamos comprender. Podríamos estar dispuestos a admitir que somos pecadores en general. Pero ser capaces de admitir que tenemos un problema particular en nuestra vida es mucho más difícil.
En la universidad, Cory no quería admitir que su adicción en particular fuese algo más que un “calmante para el estrés”. Dios tenía que convencerlo de lo contrario.
Una vez que se convenció y que admitió plenamente que tenía un problema, Cory simplemente necesitaba tomar medidas para eliminar esa adicción de su vida. Necesitaba fuerzas más allá de sí mismo para poder lograrlo. El paso más difícil que Cory dio en su vida fue cuando el Espíritu lo llevó por el pasillo del internado hasta su habitación para arrojar sus sustancias al contenedor más cercano.
Fisiológicamente sabemos que formamos neuropatrones en nuestra mente para cada acción que realizamos. Estas vías se refuerzan aún más cuando están ligadas a una sustancia química, aunque solo sean las sustancias químicas de nuestro cerebro. Necesitamos literalmente ser transformados por la renovación de nuestra mente.

Preguntas para dialogar:

{2: ¡Explora!}

Solo para los maestros: Anima a tu clase a pensar en las maneras en que los creyentes, como participantes activos en el proceso de salvación, pueden entregar su vida a Dios, en combinación con una aceptación pasiva de la acción de Dios en su vida, una vez que se han rendido a él.

Comentario de la Biblia

Introducción: Haz una breve reseña de Romanos 12 con tu clase. Hay dos mandamientos en Romanos 12:1 y 2. El primero es un mandamiento para que los creyentes hagan algo activo: presentarse “en sacrificio vivo”. El segundo mandamiento es que los creyentes permitan que algo les suceda, ser “transformados por medio de la renovación de [su] entendimiento”. El resto del capítulo 12 y los siguientes capítulos dan ejemplos prácticos y éticos de cómo poner en práctica el nuevo patrón de pensamiento.

Considera: ¿Por qué será que los creyentes a menudo se contentan con dar el paso intelectual, pero son reacios a dar el “siguiente paso” lógico, pero práctico?

I. La entrega activa del creyente
(Repasa, con tu clase, Rom. 12:1, 2.)

El primer mandamiento de Romanos 12:1 es para que los creyentes hagan algo activo. Deben presentarse como sacrificios vivos ante Dios. El verbo en esta oración está en el modo imperativo en griego. Aquí Pablo no les está dando una opción a los creyentes: deben entregar su vida como sacrificio vivo, como un acto espiritual de adoración. El hecho de que se describa el sacrificio como “vivo” revela la naturaleza activa del verbo. El creyente no es un animal de sacrificio que ha sido asesinado y colocado pasivamente sobre el altar, sino que es un participante activo que depone su propia agenda egoísta para seguir la voluntad de Dios.

Considera:

II. La acción de Dios para transformar al creyente
(Repasa, con tu clase, Rom. 8:5-9.)

La segunda orden que Pablo da en Romanos 12 se encuentra en el versículo 2: “transformaos”. Sin embargo, este mandato está en voz pasiva, no en voz activa. Este mandamiento es algo que debe realizarse en el creyente.
A menudo en la Biblia, cuando hay un verbo pasivo sin antecedente de quién es el que realiza la acción, se denomina pasivo divino. De modo que el que realiza la acción es Dios. Por contexto, Romanos 12:2 evidentemente es un caso de pasivo divino.
El creyente debe “se[r] transformado” (NVI) por la renovación de su mente para que ya no se conforme con los modelos del mundo. Esta renovación del entendimiento nos lleva de nuevo a Romanos 8. La mente que se centra en la carne conlleva la muerte; pero la mente que se centra en el Espíritu produce vida y esperanza. Por lo tanto, la renovación de la mente en el capítulo 12 es una referencia a la obra del Espíritu Santo en la vida del creyente. Después de que entregamos activamente nuestra vida como sacrificio vivo a Dios y decidimos espaciarnos en las cosas del Espíritu, Dios toma el papel activo de transformarnos a través de la renovación de nuestra mente o entendimiento.
Esto da como resultado una relación de cooperación y amistad con Dios.

Preguntas para dialogar:

III. La ética de una mente renovada
(Repasa, con tu clase, Rom. 12:3-8.)

Después de que Pablo da los dos mandamientos al principio de Romanos 12, pasa a describir de qué modo el modelo de la vida del creyente se transforma, mediante ejemplos éticos. Un ejemplo es que los creyentes no piensan demasiado en sí mismos sino que reconocen su identidad corporativa. Esta directiva se ve en la metáfora del cuerpo de creyentes a quienes se les ha dado una cierta porción de gracia, un don espiritual, con el cual servir a la iglesia y a la misión de Dios para el mundo, a través de la iglesia. Para enfatizar el lado pasivo de ser transformado por Dios, sin duda estos dones han sido dados por el Espíritu Santo (1 Cor. 12:4-11), no adquiridos, sino que han sido recibidos mediante la fe. Otros ejemplos incluyen amar a los demás con sinceridad a causa del fervor espiritual (“fervientes en espíritu”), para servir al Señor (Rom. 12:11). Ser “fervientes en espíritu” es otro recordatorio de que es Dios quien nos está transformando. Pablo usa “espíritu” como modificador, lo que significa que este fervor es dado o potenciado por el Espíritu Santo. Igualmente, el “espíritu” es el agente que crea un anhelo de adopción en el corazón de cada creyente descrito en Romanos 8:22 y 23.

Considera:

{3: ¡Aplica!}

• Solo para los maestros: El proceso activo de entregar nuestra vida como sacrificio vivo a los planes de Dios es un proceso continuo para el creyente. Ayuda a tu clase a pensar en los momentos cotidianos en los que pueden entregar sus pensamientos a la renovación del Espíritu Santo en su mente. Extrae ejemplos específicos de su vida en los que la aplicación de las Escrituras inspiradas por el Espíritu pueda marcar la diferencia.

Preguntas de aplicación:

{4: ¡Crea!}

• Solo para los maestros: Necesitarás una cartulina o una pizarra y marcadores para esta actividad. También sería útil imprimir una imagen de un cerebro y pegarla en la cartulina o dibujarla en la pizarra de antemano. (Podrías hacer esta actividad dibujando esta ilustración en el suelo con tiza o un palo, si no tienes acceso a los materiales mencionados; o, en el caso de que no dispongas de cartulina o de un lugar para dibujar, avanza con las siguientes actividades y analícenlas sin ayudas visuales.)

Actividades: