Lección 10- MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

TEXTO CLAVE: EFESIOS 4:26.

ENSEÑA A TU CLASE A:

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

I. Saber: La necesidad de actitudes saludables

II. Sentir: Los efectos de las relaciones rotas

III. Hacer: Escoger la gracia y el perdón

Resumen: La historia del evangelio demuestra la desmesurada gracia y el perdón de Dios al reconciliar y restablecer la relación rota entre Dios y los seres humanos. También brinda la motivación para procurar la reconciliación y el restablecimiento de las relaciones humanas e ilustra las actitudes necesarias para que esto ocurra.

CICLO DE APRENDIZAJE

Texto destacado: Romanos 5:10.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: El restablecimiento y la transformación de las relaciones son fundamentales para el mensaje evangélico y cruciales para nuestra unidad en Cristo.

1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Nuestras actitudes son clave para tener relaciones saludables. Al considerar la siguiente historia, enfatiza las actitudes clave que se muestran en ella y los resultados en la vida de quienes decidieron adoptarlas.

Diálogo inicial: En 1961, activistas de los derechos civiles de los Estados Unidos comenzaron una serie de marchas de la libertad. Los activistas viajaban en autobuses interestatales a los Estados segregados del sur de los Estados Unidos, y entonces trataban de usar los baños, las salas de espera, los comedores o las fuentes de agua en las terminales de autobuses. Entre estos activistas de la libertad se encontraba un seminarista afroamericano de 21 años llamado John Lewis. Cuando intentó ingresar en la sala de espera segregada de una estación de autobuses en Carolina del Sur, Elwin Wilson, que tenía fuertes creencias contra los de origen étnico distinto del suyo, lo golpeó brutalmente.
Cuarenta y ocho años después, el canal de noticias MSNBC informó que Wilson, arrepentido, se había disculpado por el odio y el racismo que había albergado durante tanto tiempo. John Lewis, ahora senador, aceptó gustosamente las disculpas de Wilson y lo perdonó. Además, señaló que el cambio de corazón de Wilson mostró el verdadero poder del amor y la gracia. Wilson, por su parte, creía que necesitaba hacer algo más que simplemente reconciliarse con el hombre al que había herido. Se comprometió con una nueva causa, y llegó a ser un activista por la paz y la igualdad disertando contra el fanatismo y la intolerancia que aún existen en la sociedad.
Las actitudes que decidimos adoptar pueden ocasionar la destrucción de las relaciones o el restablecimiento de ellas. La gracia y el perdón son esenciales para restablecer las relaciones y la unidad de la iglesia. Sin embargo, adoptar estas actitudes no garantiza que otras personas respondan como esperamos.

Preguntas para dialogar: ¿Qué evidencias encuentras en la historia que sugieren que Lewis ya había perdonado a Wilson antes de que este le pidiera perdón? ¿Por qué crees que era importante para Wilson hacer algo más que solo pedir perdón? ¿Cuáles son los beneficios del perdón?

2: ¡Explora!

Solo para los maestros: La gracia y el perdón son esenciales en el restaLección blecimiento de las relaciones rotas. A medida que avancen en esta sección, ayuda a la clase a reconocer que el evangelio presenta el ejemplo y la motivación para expresar estas actitudes en nuestras relaciones.

Comentario de la Biblia

I. Las actitudes, las relaciones y el evangelio
(Repasa, con tu clase, File. 1-25.)

La lección de esta semana presenta dos ilustraciones del impacto de las actitudes sobre las relaciones. Falta información en ambas historias. Se nos dice cómo se dañó la relación entre Pablo, Bernabé y Juan Marcos, y tenemos evidencias de que se restauró, pero nos quedan preguntas sin respuesta sobre cómo ocurrió esto. Por otro lado, hay un intento de reconciliación en Filemón, pero debemos usar pistas textuales para adivinar la causa de la disputa. Sin embargo, ambas historias resaltan la necesidad del amor, la gracia y el perdón para mantener relaciones saludables y, por lo tanto, la unidad de la iglesia. Esta combinación de actitudes no hace más que trasladar nuestra mente a la historia del evangelio, donde el carácter de Dios está a la vista. Al ofrecernos salvación, Dios adecuó las actitudes para tener relaciones saludables. Es por su amor, gracia y perdón que tenemos una relación restaurada con él. El hecho de que Pablo no haya mostrado la misma gracia y el mismo perdón que predicaba en su interacción con Juan Marcos resalta la necesidad universal de permitir que la historia del evangelio transforme cada parte de nuestra vida. Incluso los líderes más productivos y dedicados necesitan permitir que el Espíritu los ayude a vivir el evangelio en su vida cotidiana. Sin embargo, la carta de Pablo a Filemón indica que Pablo aprendió esta lección, ya que el impacto del evangelio se evidencia a lo largo de la carta con la intención de lograr la reconciliación entre Filemón y Onésimo. Pablo participó en las historias de ambos hombres con la intención de recomponer sus percepciones.

Contrastó la vida de Filemón y Onésimo antes y después de oír el mensaje evangélico y consideró que el evangelio era la clave para la restauración.
A veces, nuestras actitudes y creencias nos ciegan a las realidades más grandes de las situaciones. Es fácil ignorar información que es inconsistente con nuestras actitudes y creencias y, por lo tanto, distanciarnos de la objetividad. La creencia de Pablo de que Juan Marcos era un desertor eclipsaba cualquiera de los rasgos positivos que pudiera haber visto en Juan Marcos. Sin embargo, el compromiso de Pablo con las historias de Onésimo y Filemón le permitió ver que ambos habían sido transformados por el evangelio y que, de hecho, la reconciliación era posible debido a lo que tenían en común.
Así como Cristo entró en la historia y en nuestro mundo para traer salvación, nosotros somos llamados a involucrarnos en la vida y la histo ria de la gente. Debemos reconocer que tanto nosotros como a aquellos con quienes buscamos la reconciliación estamos quebrantados y que el evangelio nos está transformando. Debemos reconocer la gracia que se nos ha dado y ofrecerla libremente a los demás. Al igual que Pablo, en la carta a Filemón, debemos poner nuestra atención en Cristo y su evangelio, que ofrece el modelo para nuestras relaciones. Solo cuando vemos nuestra vida a la sombra del Calvario podemos exhibir las actitudes de amor, gracia y perdón en nuestras relaciones, porque un encuentro con Jesús cambia nuestra vida.

Considera: ¿Qué actitudes muestra Pablo al separarse de Bernabé y Juan Marcos? ¿Qué diferencia ves en las actitudes que él muestra y las que requiere de Filemón? ¿Qué paralelismos ves entre las acciones de Pablo en Filemón y la historia del evangelio, particularmente en la obra de Jesús en la Cruz?

II. Entender el perdón
(Repasa, con tu clase, Rom. 5:8-11.)

El perdón implica una decisión consciente de renunciar a los sentimientos de resentimiento hacia otra persona y, en consecuencia, también elimina el derecho a vengarse de esa persona por lo que ha hecho. El perdón no requiere que tú seas culpable ni implica que la otra persona merezca el perdón. Al contrario, el perdón erradica la ira y la amargura de nuestra vida, ayuda a sanar las heridas y construye una base para restaurar las relaciones. El perdón no significa excusar el comportamiento incorrecto ni eliminar las consecuencias que puedan resultar del comportamiento. El verdadero perdón reconoce la gravedad de la ofensa, pero elige un camino de recuperación. Dios perdonó a los seres humanos, a pesar de que no merecían su perdón. Pero el perdón divino no menoscabó la seriedad del pecado ni eliminó todas las consecuencias del pecado. De hecho, Jesús asumió la máxima consecuencia del pecado al sufrir la muerte en nuestro favor.

Considera: ¿Por qué a veces es difícil perdonar a los demás? ¿Por qué es importante entender que el perdón no elimina necesariamente todas las consecuencias de nuestras acciones? ¿A quién beneficia más el perdón, al ofensor o al que perdona? ¿Qué evidencias respaldan tu respuesta?

3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: Destaca la importancia de vernos a nosotros mismos y a quienes nos agraviaron a través de la lupa del evangelio. Cuando vemos nuestros motivos de queja bajo esta luz, recordamos la importancia de brindar gracia y perdón a aquellos con quienes nos relacionamos.

Preguntas de aplicación:

4. ¡Crea!

Solo para los maestros: En estas actividades, se incentiva a los miembros de la clase a reconocer el impacto que el perdón tiene en su vida y a decidir perdonar más en sus relaciones.

Actividades: