Lección 11- MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

TEXTO CLAVE: APOCALIPSIS 4:8-11.

ENSEÑA A TU CLASE A:

BOSQUEJO DE LA LECCIÓN:

I. Saber: La verdadera adoración

II. Sentir: La grandeza de Dios

III. Hacer: Responder con todo nuestro ser

Resumen: La adoración implica mostrar honor y respeto, así como servicio y obediencia. El carácter de Dios y sus acciones redentoras provocan una respuesta de adoración en sus criaturas, que juntas reconocen su dependencia de Dios.

CICLO DE APRENDIZAJE Texto destacado: Apocalipsis 14:6, 7.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: La verdadera adoración es una respuesta sincera por lo que es Dios y lo que ha hecho por nosotros.

1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: La adoración es un tema clave en el tiempo del fin. La identidad de quien adoramos define nuestra lealtad. Al inicio de la lección, enfatiza la importancia de identificar correctamente a quién adoramos.

Diálogo inicial: Un día de verano, Juan decidió recoger algunas de las abundantes setas que crecían cerca de su casa. Había tomado un curso de recolección de hongos y tenía cierto conocimiento sobre la identificación de hongos. Vio un grupo de hongos que creía comestibles y los recogió para la cena. Tenía la intención de hacerlos controlar con un guía de campo al regresar para asegurarse de que fueran comestibles, pero cuando llegó a su casa se dio cuenta de que tenía poco tiempo para llegar a una cita. Convencido de que los hongos eran realmente comestibles, los cocinó y se los comió. Pero Juan no había identificado los hongos correctamente. Había comido una especie de hongo sumamente venenoso que destruye el hígado y con frecuencia ocasiona la muerte. Ocho horas más tarde, Juan comenzó a vomitar, y las pruebas mostraron que el hígado y los riñones estaban gravemente dañados. Si bien Juan sobrevivió, su error casi le costó la vida.

El apóstol Juan nos advierte que debemos ser igualmente cuidadosos con la identificación del objeto de nuestra adoración. Dios es el único objeto al que debemos adorar, y nuestra adoración debe reflejar nuestra lealtad a él.

Preguntas para dialogar: ¿Por qué resulta difícil distinguir entre los hongos comestibles y los venenosos? ¿Qué podría haber usado Juan para distinguirlos? ¿De qué modo tu respuesta podría ayudarte a reflexionar en la manera de distinguir entre el sistema de adoración verdadero y el falso?

2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Este estudio analiza la naturaleza de la adoración y su papel en el Gran Conflicto. Resalta la importancia de entender en qué consiste la verdadera adoración, para evitar que Satanás nos engañe con formas falsas de adoración. No permitas que la clase entre en discusiones sobre estilos de adoración y preferencias. Comentario de la Biblia I. La naturaleza de la adoración (Repasa, con tu clase, Apoc. 4:8-11.) La Biblia utiliza múltiples palabras en griego y en hebreo para describir diferentes aspectos de la adoración. Las palabras hebreas para adoración enfatizan el honor, el respeto y la reverencia al enfocarse en las acciones de inclinarse, postrarse o humillarse ante otra persona. Sin embargo, la adoración en el Antiguo Testamento no se limita a las acciones corporales. También incluye los conceptos de obediencia y servicio que demuestran la realidad de nuestra adoración. Isaías claramente indica que el simple hecho de seguir las formas de las actividades de adoración sin obediencia en realidad no es adoración (Isa. 1:10-17; 58).

En el Nuevo Testamento, encontramos una variedad similar de palabras que pueden denotar inclinarse, reverenciar, mostrar honor y devoción o servir. La palabra más común para adoración en el Nuevo Testamento es proskyneo, que literalmente significa “beso hacia”. Es probable que refleje la costumbre de manifestar honor a un rey u oficial inclinándose ante él y besarle los pies, un acto que se entiende como una aceptación de dependencia o sumisión a la persona con autoridad. (Ver W. F. Arndt, F. W. Gingrich, F. W. Danker y W. Bauer, A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature [Diccionario Griego-Inglés del Nuevo Testamento y otra literatura del cristianismo temprano], p. 882.) Al usar esta palabra para describir la adoración a Dios, podemos deducir que se pretende más que la acción física de besar o inclinarse. Adorar a Dios es reconocer la grandeza y la majestad de Dios; comprender que él es el Creador, y nosotros, criaturas; y admitir nuestra propia indignidad, impotencia y absoluta dependencia de él. Ese reconocimiento también implica la voluntad de aceptar el señorío de Dios sobre nuestra vida. La verdadera adoración tiene varias características importantes. Ante todo, va dirigida a Dios y solo a él (Deut. 6:13; Mat. 4:10). En segundo lugar, nunca es forzada. Es una respuesta espontánea al carácter de Dios y sus acciones redentoras en nuestro favor. Comienza en el corazón y no por las expectativas de los demás. En tercer lugar, la adoración no es simplemente una actividad del sábado de mañana o una parte de un culto de adoración. Es un estilo de vida. Debemos vivir nuestras respuestas a lo que Dios ha hecho por nosotros. Las criaturas vivientes en la sala del Trono, representadas en Apocalipsis 4, adoraban continuamente, de día y de noche. Si bien una actividad litúrgica tan intensa y focalizada no es posible en nuestra vida, esta imagen destaca la idea de que cada palabra y acción nuestra debe honrar el nombre de Dios.

La verdadera adoración tiene el potencial de unirnos de tal manera que no sería posible de otro modo. Cuando concentramos nuestra vida en adorar al Centro de nuestra fe, es menos probable que veamos las cosas que nos dividen. A solas o en un culto de adoración, adoramos con otros alrededor del mundo, alabando a Dios. Por lo tanto, la adoración nos da la oportunidad de reconocer que somos parte de algo que está más allá de nosotros mismos. Al mismo tiempo, la adoración nos recuerda nuestra Material auxiliar para el maestro // Lección 11 135 dependencia de Dios. El orgullo y los celos, que causan discordia, se diluyen cuando reconocemos que todos somos criaturas que dependemos de Dios.

Considera: ¿En qué sentido la obediencia puede verse como adoración? ¿Cómo es una vida de adoración?

II. La adoración y el Gran Conflicto
(Repasa, con tu clase, Apoc. 14:6-12.)

La importancia de comprender la verdadera adoración se destaca por el papel central que desempeña la adoración en el mensaje de los tres ángeles y en el contexto más amplio del gran conflicto entre Dios y Satanás. La batalla comenzó con la rebelión de Satanás en el cielo y su orgullosa comparación con Dios (Isa. 14:14), y siguió al desafiar el carácter mismo de Dios. Mientras que Dios demuestra su carácter al derramar su amor y su gracia, lo cual suscita una respuesta de adoración, Satanás apela a la adoración a través del engaño. Satanás busca apartar nuestra vista de Dios al establecer un sistema alternativo de adoración. El mensaje del primer ángel es un recordatorio de que la única persona que merece adoración es Dios, el Creador del universo. Honrar el día de reposo que él santificó es un acto de adoración y lealtad a él. Sin embargo, limitar el significado solo al día de adoración es omitir las amplias implicaciones del mensaje. Adorar al Creador no es solo adorarlo directamente a él en el día señalado, sino también valorar su Creación. No puedes adorar verdaderamente al Creador mientras destruyes y abusas de lo que él ha creado. El mensaje del segundo ángel muestra el amor y la gracia de Dios, y presenta una advertencia para aquellos que han sido engañados por propuestas de salvación y adoración falsas. Finalmente, en el mensaje del tercer ángel, vemos que el hecho de elegir el enfoque de adoración equivocado finalmente conduce a la muerte, mientras que la decisión de adorar únicamente a Dios solo conduce a la vida. Como Dios es el Creador y el Sustentador de la vida, no esperaríamos nada menos. Cuando nos desconectamos de la Fuente de la vida, solo hay muerte. Considera: ¿Por qué crees que la adoración es primordial en el mensaje de los tres ángeles? ¿Cómo puedes asegurarte de estar adorando al Creador y que no has caído en uno de los planes de Satanás para distraerte? ¿De qué manera nos une el mensaje de los tres ángeles?

¡Aplica!

Solo para los maestros: A menudo limitamos el alcance de la adoración a lo que ocurre el sábado de mañana. Sin embargo, la adoración abarca mucho más que esto. Ayuda a la clase a explorar las dimensiones más amplias de la adoración.

Preguntas de aplicación:

¡Crea! 4

Solo para los maestros: Somos llamados a adorar al Dios que nos creó y nos redimió. Las siguientes actividades ayudan a los participantes a centrarse en Dios, el eje de nuestra adoración.

Actividades: