La Necesidad del Mundo


En este siglo jactancioso de las luces, la iglesia cristiana confronta a un mundo que yace en las tinieblas de la medianoche, casi totalmente entregado a la idolatría. Una falta de consideración casi universal a la ley de Jehová está asemejando rápidamente al mundo a las ciudades de Sodoma y Gomorra, Como en los días anteriores al diluvio, la violencia llena la tierra. Los juegos de azar y el robo están llegando a ser males comunes. El uso de licores embriagantes está aumentando. Muchos que han seguido su propia voluntad no santificada tratan de poner fin a su vida por el suicidio. La iniquidad y el crimen de toda clase se hallan en los lugares elevados de la tierra, y los que consienten en estos errores están tratando de proteger a los culpables para evitarles el castigo. Ni la centésima parte de la corrupción que existe en el mundo está de manifiesto. Poco de la crueldad que hay en el mundo es conocido. La maldad de los hombres casi ha alcanzado su limite.

De muchas maneras Satanás está revelando que él gobierna el mundo. Está influyendo los corazones de los hombres y corrompiendo sus mentes. Los hombres que ocupan altos puestos dan evidencias de que sus pensamientos son de continuo el mal. Muchos buscan las riquezas y no tienen escrúpulos en acrecentar sus fortunas por medio , de transacciones fraudulentas. 466 El Señor permite que estos hombres se expongan mutuamente sus malos actos. Algunas de sus inicuas prácticas las realizan abiertamente ante el mundo, para que los hombres pensadores que todavía tienen un deseo en sus corazones de ser honrados yjustos con sus semejantes, entiendan por qué Dios está comenzando á enviar sus juicios sobre la tierra. El Señor castigará seguramente al mundo por su iniquidad; "la tierra descubrirá sus sangres, y no más encubrirá sus muertos". . . .

El Señor en su compasión está tratando de alumbrar el entendimiento de aquellos que ahora andan a tientas en la oscuridad del error. Está sembrando sus juicios sobre un mundo impenitente, para que sus portaluces traten de salvar lo que se ha perdido. El exhorta a su iglesia en la tierra a despertar del letargo en, que Satanás ha tratado de sumirla, y cumplir la obra que el cielo le ha señalado de iluminar al mundo. Su mensaje a su iglesia en este tiempo es: "Levántate, resplandece; que ha venido tu lumbre, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti". Para llenar las condiciones existentes en el tiempo cuando las tinieblas cubren la tierra ydensa oscuridad los pueblos, la iglesia de Dios ha sido comisionada para cooperar con Dios en esparcir la luz de la verdad bíblica. A los que tratan de hacer fielmente su parte como portadores de la preciosa luz se les da esta seguridad: "Mas sobre ti nacerá Jehová, ysobre ti será Vista su gloria. Y andarán las gentes a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento".

El mundo hoy tiene una clamorosa necesidad de una revelación de Cristo Jesús en la persona de sus santos. Dios desea que sus hijos estén ante el mundo como pueblo santo. ¿Por qué? Porque hay un mundo que salvar por medio de la luz de la verdad evangélica; y a medida que el mensaje de verdad que, ha dellamar alos hombres de las tinieblas a la luz maravillosa de Dios sea dado por la iglesias, a 467 vida de sus miembros, santificada por el Espíritu de verdad, ha de ser un testimonio de la veracidad del mensaje proclamado.

Dios desea que su pueblo se coloque en la debida relación con él, para que pueda entender lo que el Señor exige de sus hijos por encima de cualquier otra cosa. Han de revelar a toda alma que lucha en el mundo lo que significa "obrar justamente y amar misericordia y andar con humildad" con su Dios. Dondequiera que estén, en el hogar o fuera de él, han de ser su pueblo observador de los mandamientos. Han de tener la seguridad de que sus pecados están perdonados, y de que son aceptados como hijos del Altísimo. . . .

EL ÉXITO ASEGURADO

El mundo se halla necesitado de la verdad salvadora que Dios ha confiado a su pueblo. El mundo perecerá a menos que reciba un conocimiento de Dios por medio de sus agentes escogidos. En el poder del Espíritu Santo, los que son obreros juntamente con Dios. han de trabajar con celo incansable, y esparcir por el mundo la luz de la preciosa verdad. Al ir por los caminos y los vallados, al trabajar en los lugares desiertos de la tierra, en su país o en las regiones lejanas, verán la salvación de Dios revelada de una manera notable.

Los fieles mensajeros de Dios han de tratar de hacer avanzar la obra del Señor en la forma en que él lo ha señalado. Han de colocarse a sí mismos era estrecha relación con el gran Maestro, para que puedan ser enseñados diariamente por Dios. Han de luchar con Dios en oración ferviente por un bautismo del Espíritu Santo, para que puedan llenar las necesidades de un mundo que perece en el pecado. Todo el poder: es prometido a aquellos que salen con fe a proclamar el Evangelio eterno. A medida que los 468 siervos de Dios lleven al mundo el mensaje vivo que acaban de recibir del trono de gloria, la luz de la verdad brillará como una lámpara que arde, alcanzando todas partes del mundo. Así las tinieblas del error y la incredulidad serán disipadas de la mente de los honrados de corazón en todos los países, que buscan ahora a Dios, "si en alguna manera, palpando, le hallen".