Lección 3- MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

RESEÑA

La música es un recurso mnemotécnico. Aprendemos mejor el alfabeto cantándolo. Del mismo modo, una de las mejores maneras de memorizar las Escrituras es ponerles música. Los salmistas entendieron implícitamente esta conexión entre la memoria y la música, entre el mensaje que Dios les dio y la melodía como un vehículo para transmitir esa verdad.
Por lo tanto, no es de extrañar que los clamores y las súplicas por la misericordia de Dios y su justicia se expresen melódicamente en los Salmos. En estos versos divinamente inspirados, encontramos expresiones de ansias y anhelo fervientes por la presencia de Dios. Encontramos oraciones y cánticos sagrados de gozo, de enojo por la injusticia, de alabanza, de arrepentimiento, de confianza, e incluso de creyentes que luchan con la desesperación. Estas oraciones y cánticos se expresan en términos hermosos e inspirados.
Asimismo, en el libro de Proverbios encontramos temas y exhortaciones similares para confiar en la justicia y la misericordia de Dios. Mediante las máximas figurativas y los aforismos, el esplendor de la sabiduría infinita de Dios nos confronta. En este encuentro, Dios ilumina a su pueblo con directivas divinas para expresar compasión por los excluidos, los oprimidos y los marginados. Esta lección hace énfasis en los cantos de esperanza para los oprimidos y necesitados de misericordia y justicia.

Objetivos del maestro:

• Desafía a los miembros de la clase a reconocer la pasión de Dios por la compasión y su juicio intencional a favor de quienes sufren.
• Invita a los alumnos a escuchar los versos suplicantes de los que no tienen voz en el Salmo 82, que reclaman la intervención de Dios en su favor porque las cortes terrenales no han escuchado su clamor.
• Analicen los principios de liderazgo justo que el Rey David se comprometió a cumplir.
• Anima a los alumnos a implementar estos principios en sus círculos de influencia más pequeños e íntimos.
• Confírmales a los miembros de la clase que Dios sostendrá y liberará a los oprimidos y menospreciados.
• Enfatiza el hecho de que Dios nos llama a asociarnos con él en sus esfuerzos. • Aspira a que los miembros procuren imitar a Dios.
• Finalmente, a medida que avancen hacia la comprensión de los temas de la justicia y la misericordia, con la clase traten de responder la pregunta: ¿por qué existimos nosotros y la iglesia?

COMENTARIO Textos bíblicos: El rey David es la única persona que Dios describió como “va- rón conforme a mi corazón” (Hech. 13:22). Sin embargo, David no estaba sin pecado. David cometió adulterio con Betsabé, y así pecó enormemente contra ella, y luego dispuso que mataran a su esposo, Urías. En respuesta, el profeta Natán se acercó al rey con una historia convincente del hombre rico que tomó la única corderita de un hombre pobre.
El veredicto de David en 2 Samuel 12:5 y 6 a la parábola de Natán fue que el hombre debía morir y devolver cuatro veces lo que había obtenido con el asesinato. Cuando David se enfrentó con el hecho de que él era el extorsionador, no se justificó. Su respuesta fue simple y directa: “Pequé contra Jehová” (vers. 13).
David se arrepintió profundamente. Como consecuencia, Dios le extendió una misericordia igualmente profunda, ya que el mismo David no tuvo que morir por su pecado y Dios le permitió continuar reinando sobre Israel. Pero la misericordia que Dios le extendió a David no eliminó las repercusiones que incluyeron la muerte de cuatro de sus hijos.1
A raíz de su caída y posterior contrición, David escribió el Salmo 51, uno de sus poemas más conmovedores. Este expresa su total remordimiento y arrepentimiento. David le pidió a Dios que lo perdonara y le extendiera su misericordia: “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; [...] porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí” (vers. 1-3). Para analizar en clase: ¿Por qué Dios le mostró tanta misericordia al rey David y aun así permitió que sucedieran las terribles consecuencias de sus pecados? ¿De qué forma se relacionan la misericordia y la justicia?

Texto bíblico e ilustración

“Librad al afligido y al necesitado; libradlo de mano de los impíos. [...] Levántate, oh Dios, juzga la tierra; porque tú heredarás todas las naciones” (Sal. 82:4, 8).
Los Salmos revelan que la gente lucha por darle sentido a la injusticia y la inequidad en el mundo (ver, p. ej., Sal. 73). Las innumerables y constantes tragedias en todo el mundo hacen que la gente se pregunte: ¿Por qué sufren los inocentes a manos de los malos? ¿Por qué Dios no evita que haya violencia? ¿Cuándo acabarán la opresión y la violencia, que solo parecen aumentar en intensidad y frecuencia?
Solo en los Estados Unidos, tres tiroteos masivos excepcionalmente brutales sacudieron a la nación en 17 meses, desde fines de la primavera de 2016 hasta el otoño de 2017, de la siguiente manera:
• 12 de junio de 2016: un hombre armado mató a 49 personas e hirió a más de 50 en un club nocturno de Orlando, Florida.
• 1º de octubre de 2017: en Las Vegas, Nevada, un hombre armado abrió fuego desde su habitación de hotel en el piso 32. Le disparó a una gran multitud en un concierto al aire libre. Dejó 58 muertos y más de 500 heridos. Este crimen constituyó el tiroteo masivo más letal cometido por una sola persona en los Estados Unidos.
• 5 de noviembre de 2017: un hombre armado entró a un culto de adoración en una pequeña iglesia de Sutherland Springs, Texas; disparó y mató a 26 personas, y dejó a 20 heridas de gravedad.

Invita a los miembros de la clase a leer en voz alta Salmo 73:2 al 16 y el Salmo 82. ¿Qué nos enseñan estos salmos sobre la dura realidad de la opresión y la injusticia humanas en este mundo?
Culmina el análisis leyendo el resto del Salmo 73. En el versículo 17, el salmista dice que no entendió por qué los malvados prosperaban, “hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos”. La doctrina del Santuario, que nos enseña acerca de un juicio en el que debemos enfrentar el registro de nuestra vida, ¿de qué forma nos ayuda a poner esta vida, con su injusticia y su inequidad, en la perspectiva correcta? Lee también 1 Corintios 4:5, y 2 Tesalonicenses 1:3 al 10. ¿De qué manera te ayudan estos versículos, junto con el Salmo 73, con tus inquietudes sobre la justicia de Dios y la injusticia en este mundo? (Para un estudio adicional, lee el libro de Habacuc.)

Ilustraciones
El Salmo 146:7 al 9 describe las actividades de nuestro Dios. Como su pueblo, estamos invitados a unirnos a él en su obra.
A la luz de este salmo, plantéate lo siguiente: un pastor local cada año realizaba un retiro para líderes de la iglesia. En el retiro más reciente, trabajaron con dos preguntas:
1. ¿En qué lugar de nuestra comunidad está activo Dios?
2. ¿Dónde y cómo quiere Dios que nos unamos a él?

Si tu clase es grande, divídela en grupos más pequeños para responder a las dos preguntas del pastor. ¿De qué maneras tu clase puede unirse a Dios en lo que él ya está haciendo en tu comunidad mediante otras personas y organizaciones? En una pizarra, si es posible, haz una lista de las cosas buenas que están sucediendo en la comunidad de tu iglesia. Pregúntale a la clase cómo podría unirse y apoyar las cosas buenas que ya están sucediendo. Comiencen a hacer planes. Si no saben lo que está ocurriendo en la comunidad, soliciten entrevistas para visitar a sus dirigentes. Pregúntenles qué está sucediendo y de qué forma pueden ayudar a la iglesia.
Cuando un tren salía de una gran estación de ferrocarril, el guarda comenzó a hacer sus rondas para recoger boletos. Miró el boleto del primer pasajero y dijo: –¡Amigo, creo que está en el tren equivocado! –Pero el agente de viajes me dijo que este era mi tren –respondió el hombre. El guarda decidió consultar con el agente de viajes, ¡y descubrió que él estaba en el tren equivocado!2 Para analizar en clase: Si un líder está perdido, ¿pueden sus seguidores man- Lección 4 // Material auxiliar para el maestro 50 Material auxiliar para el maestro // Lección 4 tenerse en el camino correcto? El rey David, después de pecar contra Betsabé, ¿cómo se mantuvo en el camino correcto, gobernando con justicia y misericordia? Repasa el Salmo 101 con tu clase. Textos bíblicos: Un defensor de la justicia y la misericordia, inspirado en John Stott, presentó un retrato de los pobres según el libro de Proverbios. El retrato de los pobres se basa en tres versículos de Proverbios: Proverbios 14:31; 29:7; y 31:8. En lo posible, unos días antes, asigna uno de estos tres pasajes a diferentes miembros de la clase. Pídeles que preparen algunos comentarios sobre lo que significa su versículo para ellos. Invítalos a compartir sus comentarios con el resto de la clase. 1. Proverbios 14:31: “El que oprime al pobre afrenta a su Hacedor; mas el que tiene misericordia del pobre, lo honra”. Nuestra actitud hacia los pobres se refleja en nuestra actitud hacia Dios. Nuestra actitud hacia Dios, a su vez, se refleja en nuestra actitud hacia los pobres. La dignidad de los pobres es dada por Dios, y tienen un valor inestimable. Tome un billete de papel moneda que se haya desgastado y muéstreselo a la clase. Pregúntales: “¿Cuánto vale el billete gastado? ¿Vale menos porque está arrugado y descolorido?” 2. Proverbios 29:7: “La gente buena se preocupa por defender al indefenso; pero a los malvados eso ni les preocupa” (TLA). Lean juntos este versículo, poniendo énfasis primero en “la gente buena [justa]”, luego en “se preocupa” y después en “defender”. Analicen cómo se lleva a la práctica lo resaltado. ¿De qué manera resuelve este versículo el significado de ser justo o malvado? Lee 2 Corintios 8:13 y 14 en clase. Nota: igualdad aparece dos veces. La palabra griega isoteis se usa aquí para igualdad y puede significar equidad o justicia, que, a su vez, debe aplicarse a todas las personas. Muestra una imagen de la balanza de justicia para ilustrar el concepto: igualdad = justicia. 3. Proverbios 31:8: “Habla a favor de los que no pueden hablar por sí mismos; garantiza justicia para todos los abatidos” (NTV). La versión Reina-Valera Antigua traduce la última parte de este versículo de modo conmovedora: “En el juicio de todos los hijos de muerte”. Estos versículos claramente representan la tercera característica del retrato bíblico de los pobres: Los pobres son impotentes y no tienen voz. Como iglesia, ¿de qué maneras podemos defender a los impotentes y a los que no tienen voz? ¿Qué lugar tiene la defensa en favor de los pobres y oprimidos en la misión de la iglesia? Fíjate que el Espíritu Santo y Jesús desempeñan el papel de Defensor a favor de la humanidad desvalida. (Ver Juan 14:26; 1 Juan 2:1.) La palabra griega parákletos en Juan 14:26 a veces se traduce como Abogado, Consolador o Ayudador. Ser defensor es una característica de Dios, y su iglesia debe reflejar su carácter. 51 APLICACIÓN A LA VIDA Al pasar a la parte de aplicación del estudio de la lección, comparte con la clase estas dos historias: 1. Dietrich Bonhoeffer fue un valiente defensor de la justicia y la misericordia y, como resultado, fue encarcelado. Desde la prisión escribió: “Por doquier la gente huye del altercado público al santuario de la virtud privada. Pero quien haga esto debe cerrar la boca y los ojos ante la injusticia que lo rodea”.3 Para reflexionar ¿Qué significa para ti la declaración anterior de Dietrich Bonhoeffer? ¿Qué implicaciones tiene esto para vivir como cristiano adventista donde hay injusticia y falta de misericordia? 2. Alex y varios hombres de su iglesia se turnaban para pasar la noche en un refugio para indigentes. Allí fue donde Alex conoció a Greg. Greg acababa de salir de la cárcel y le dijo: “Perdóname si no sonrío mucho; me falta un diente por una pelea en la cárcel”. El Espíritu Santo impulsó a Alex a hacer algo por la sonrisa de Greg. Alex relató la historia de Greg en su clase de Escuela Sabática y a un dentista compasivo de la congregación. La generosidad de la clase y del dentista resolvió el problema de Greg. Greg dijo entre lágrimas: “No quiero arruinar mi nueva apariencia, así que ya no fumo”. Luego agregó, dirigiéndose a su amigo: “¡Mira Alex! Recuperé mi sonrisa”. Alex constató que existe una relación entre la Escuela Sabática y la compasión. ¿Qué puede hacer tu clase para que ocurra una historia similar a esta? Referencias 1 1º: niño pequeño (2 Sam. 12:13-19), murió siete días después de su nacimiento. 2º: Amón (2 Sam. 13:28, 29), asesinado al mando de su medio hermano Absalón. 3º: Absalón (2 Sam. 18:9-15), asesinado por Joab. 4º: Adonías (1 Rey. 2:19-25), ejecutado por orden de Salomón. 2 Anónimo, Sermon Illustrations. En línea: http://www.sermonillustrations.com/a-z/l/leadership. htm 3 Dietrich Bonhoeffer, Letters and Papers from Prison: The Enlarged Edition (Nueva York: Touchstone, 1997), p. 5.