Lección 9 - MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO
El sábado enseñaré...

RESEÑA

Jesús comienza la Gran Comisión (Mat. 28:19, 20) con las palabras “por tanto”.
Cada vez que nos encontramos con estas palabras, necesitamos ver lo que antecede para hallar la razón detrás de la declaración siguiente. En este caso, la Gran Comisión se otorga en base a la declaración de Jesús: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mat. 28:18).
El mandato de Jesús de hacer discípulos, bautizar, enseñar y estar con él se basa en su autoridad. Muy a menudo consideramos que esta Gran Comisión simplemente es una orden de “ir”. No obstante, es un llamado a confiar en su poder y autoridad al reflejar su carácter y sus enseñanzas a los demás. Su llamado al ministerio incluye la compasión por los pobres y los desamparados según se revela en los evangelios.
En la lección de esta semana, observamos que la iglesia neotestamentaria adoptó la compasión de Cristo por los pobres. Vimos que la iglesia primitiva después del Pentecostés se organizó en torno al ministerio de la compasión y que los discípulos y líderes de la creciente iglesia cristiana hicieron del ministerio de la compasión el centro de su misión. Objetivos del maestro:

COMENTARIO
Texto bíblico
: Invita a la clase a leer Hechos 2:41 al 47. Repasen los cinco elementos del ministerio que se encuentran en la vida de la iglesia primitiva según lo refleja este pasaje. ¿Cuántos de estos elementos son una parte intencional del ministerio de tu iglesia?

Texto bíblico: Lee Hechos 9:36 al 42. Dorcas, o Tabita, una discípula cristiana, vivía en la ciudad de Jope, en la costa del mar Mediterráneo. Dorcas es un nombre griego que significa “gacela”, y Tabita es la traducción aramea del mismo nombre. Dorcas era una persona caritativa que hacía cosas, especialmente ropa, para los necesitados de Jope. Dorcas era muy amada en la comunidad de Jope. Cuando se enfermó y murió, los creyentes que conocían a Dorcas mandaron a buscar a Pedro con urgencia.
Cuando Pedro llegó a la casa donde habían puesto el cuerpo de Dorcas, había muchas viudas llorando. Todos le mostraban a Pedro la ropa que Dorcas les había hecho. Después de pedirles que salieran de la habitación, Pedro oró y le dijo a la mujer sin vida: “Tabita, levántate” (Hech. 9:40). Ella resucitó de entre los muertos. Como resultado, muchos en Jope creyeron en el Señor.
La resurrección de Dorcas no solo ocurrió por el bien de Dorcas. Parte del motivo de Pedro para hacer que Dorcas resucitara sin duda era por el bien de las viudas y otras personas de Jope que necesitaban la ayuda que Dorcas podía brindarles. Dorcas es un buen ejemplo de cómo debemos atender las necesidades de quienes nos rodean. El espíritu de Dorcas ¿ha resucitado en tu iglesia? ¿Qué ministerio tiene tu iglesia que la comunidad extrañaría si desapareciera de repente?

Ilustración
Las características de la iglesia primitiva, tal como se describen en Hechos 2:41 al 46 y en la vida de Dorcas, perduran hoy. Este es un ejemplo: Durante los últimos 18 años, un grupo de compasivos miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Spencerville, Maryland, Estados Unidos, ha participado de un ministerio al que llaman “Sigamos sonriendo”. Se reúnen una vez por semana a la mañana para estudiar y orar, confraternizar y trabajar juntos para satisfacer las necesidades de su comunidad externa. Al mediodía, “parten el pan” ya que almuerzan juntos. Se reunieron con líderes del vecindario y descubrieron que había muchas necesidades. El grupo suplió las necesidades cosiendo mantas para los bebés de mujeres indigentes en albergues; haciendo fundas de almohadas; armando kits de cuidado personal para hombres sin hogar; y respondiendo a solicitudes de proyectos misioneros en el extranjero para colchas, mantas, gorros y ropa. ¿Qué hace tu iglesia para conocer las necesidades de la comunidad? ¿Qué se necesitaría para hacer un seguimiento cuando surgen las necesidades?

Textos bíblicos: Lee los siguientes tres pasajes bíblicos acerca de los dones espirituales en la iglesia primitiva: Romanos 12:4 al 6; 1 Corintios 12:4 y 5; y 1 Pedro 4:10.
Ten en cuenta que estos dones espirituales no son solo talentos que recibe la gente para hacer lo que le plazca. Son dones concedidos para que la iglesia satisfaga las necesidades en su ministerio. El apóstol Pablo incluye una impresionante lista de dones espirituales que Dios concede a su iglesia a través de sus miembros. Con la clase, repasen estas listas en Romanos 12:6 al 8; 1 Corintios 12:7 al 11, y 27 al 31; y Efesios 4:11 al 13. Hagan una lista de los dones del Espíritu 107 que los miembros de la clase creen que tienen. Pídeles que compartan cómo han estado usando sus dones espirituales para el ministerio dentro y fuera de su iglesia.

Ilustraciones
Piensa en esto: “Las iglesias del Nuevo Testamento eran confraternidades de servicio y, en las comunidades, eran entidades de servicio. No había ninguna diferencia de rango o estatus que dividiera al pueblo de Dios. Los líderes de la iglesia eran los principales responsables de preparar a la congregación para un servicio productivo y dar testimonio a los que los rodeaban. La iglesia no era vista como una sociedad musical que contrataba a los artistas y se recostaba para disfrutar de la actuación. La iglesia era una orquesta en la que a cada miembro se le asignaba una parte para desempeñar”.1
Analicen las implicaciones de la cita anterior. Hazle la siguiente pregunta a la clase: ¿De qué forma ha sido llamado cada uno de ustedes a servir a los demás en el nombre de Jesús? Anima a los miembros de la clase a evaluar las respuestas en relación con el concepto de “cada creyente, un misionero”.
En la iglesia del Nuevo Testamento, y en la actualidad, las comunidades cristianas dinámicas estaban, y están, llenas de creyentes que sirven a los demás y participan de un ministerio integral. Las congregaciones holísticas tienen muchas formas, pero comparten ciertas características en común:

A continuación se mencionan algunas actividades intencionales en las que participa una iglesia holística: Al procurar una comprensión holística de la misión de la iglesia, esa iglesia:

Como clase, estimen cómo se autoevalúa su iglesia en las categorías anteriores. Oren juntos para que el enfoque del ministerio integral de la iglesia del Nuevo Testamento se convierta en una realidad en su iglesia.

APLICACIÓN A LA VIDA

En el Nuevo Testamento, ministrar es servir a Dios y a la comunidad en su nombre. Jesús proveyó el modelo para el ministerio cristiano. Él no vino a recibir servicio, sino a darlo (ver Mat. 20:28; Juan 13:1-17).

El ministerio sin duda debería poner énfasis en compartir el evangelio de Jesucristo con los demás para que lleguen a conocerlo y recibirlo como Salvador y Señor personal en su vida. Debería inspirarlos a ir aún más lejos, a que aspiren a conocer a Cristo como la esencia de su existencia y su ministerio de vida. Los cristianos, además, son llamados al servicio de suplir las necesidades de la gente con amor y humildad en el nombre de Cristo. Túrnense para leer los siguiente textos: Mateo 20:26; Juan 2:5, 9; Hechos 6:1 al 3; Romanos 1:1; Gálatas 1:10; y Colosenses 4:12. Si examinaran las actas de la junta de su iglesia durante cierto período, ¿qué porcentaje de las decisiones tomadas creen que abordaría el servicio directo a la comunidad donde está la iglesia? ¿De qué modo las reuniones de la junta de iglesia podrían ser más misionales?


Referencia 1 Rex Edwards, A New Frontier: Every Believer a Minister (Mountain View, California: Pacific Press Publishing Association, 1979), pp. 6, 7. Lección 9 // Material auxiliar para el maestro 110